2018-07-26T17:41:05-03:00

Mucho se habla sobre la adicción a los tatuajes. “Te acabás de hacer uno y ya estás pensando en el próximo”. ¿Esto se debe a una adicción? ¿Qué dice la ciencia al respecto?

¿Es posible ser adictos a los tatuajes? - Imagen

Cuando uno se hace un tatuaje, se liberan endorfinas y adrenalina, generando un estímulo. Así, mucha gente suele confundir esta sensación como si fuera una droga. Pero, los científicos aseguran que no hay ninguna prueba de que los tattoos generen adicción.

“Muchas personas que dicen ser adictas a los tatuajes encuentran que el dolor físico de estas experiencias es una gran parte de lo que los impulsa a buscar más”, aseguró el psicólogo Sal Raichbach, de Ambrosia Treatment Center, a Bustle.

VER MÁS: Ser drag queen en el interior del país: “La peleamos mucho y nos damos maña con lo poco que tenemos”

“Es probable que estas personas se refieran al aumento de los químicos cerebrales que el cuerpo libera naturalmente para lidiar con el dolor físico. Estos son los mismos mecanismos que conducen a la adicción a las drogas y el alcohol, pero el cuerpo no depende de estos comportamientos como lo haría con el abuso de sustancias”, agregó.

Viren Swami, psicóloga de la Universidad de Westminster, explicó en diálogo con la BBC que en promedio, las personas tardan entre 2 y 7 años en hacerse otro tatuaje. “No es frecuente que las personas tomen decisiones precipitadas sobre ellos. El dolor es una gran barrera, igual que la permanencia”, aseguró.