El baile más repudiado y amado en Colombia

Y pa’ bailar esto hay que tener mucho sabor, mucho swing, tiempo y paciencia.