“En 2018 termina mi carrera política”: Juan Manuel Santos

Santos está en constante contacto con los medios de comunicación porque necesita informar a los colombianos y al mundo sobre el proceso de paz.

“En 2018 termina mi carrera política”: Juan Manuel Santos

septiembre 6th, 2016
Illia Collazos

Con esta afirmación Santos nos deja clara una cosa: no quiere ser igual de molesto que su antecesor, Álvaro Uribe, a quien aunque los años le pesan y el pelo se le ha encanecido, no le restan las ganas de seguir haciéndole oposición al gobierno.

Ver más: Las 7 damas más glamourosas de la política colombiana que han eclipsado más de una vez a sus esposos.

“En 2018 termina mi carrera política”: Juan Manuel Santos - Imagen 1

Este lunes, el presidente Juan Manuel Santos brindó una entrevista a la agencia AFP desde la Casa de Nariño. En ella el presidente no sólo dejó claro que con la paz -su mayor logro -finalizan sus ambiciones políticas, sino que también dejó claro que su esfuerzo por lograr la paz en Colombia no está relacionada con la obtención del Nobel de la Paz.

Ver más: Juan Manuel Santos: el niño que siempre quiso ser Presidente.

El presidente sabe que debe hablar con todos los medios, esclarecer las dudas sobre el plebiscito y el acuerdo final y por esta razón anda dando entrevistas a todas las cadenas y agencias más importantes del mundo. Aún cuando no se trata del presidente más querido de Colombia – tiene una desfavorabilidad de casi el 60% – Santos sí es el presidente que arriesgó más por un objetivo que tenía entre ceja y ceja.

Su figura se ha vuelto importante no sólo en Colombia, sino también en el resto del mundo que lo mira con ojos atentos en este mes de septiembre, mes que probablemente sea el más importante de la historia de Colombia.

Conozca parte de la entrevista del presidente Juan Manuel Santos a continuación:

¿Qué le parece ponerse en los zapatos de Nelson Mandela, el héroe de la lucha anti-apartheid en Sudáfrica que ganó el Nobel de la Paz en 1993?

– Yo nunca he estado trabajando por la paz por premios. Para mí el verdadero premio será cuando el plebiscito se gane y veamos el inicio de la reconciliación de los colombianos. Si yo quisiera los aplausos de la opinión pública no me hubiera metido en el proceso de paz. Esto ha sido muy costoso políticamente. Yo creo en el liderazgo que hace lo correcto y no lo que es popular. Los premios son totalmente secundarios. No busco aplausos. Quiero hacer lo correcto.

Y para 2018, ¿qué está pensando? ¿Irse a descansar a su finca de Anapoima y jugar con los nietos?

– Así es. Tengo una hija recién casada. Espero que tengamos nietos. Con mi señora (María Clemencia Rodríguez) decimos que cumplimos con la tarea.

No quiero convertirme en prisionero del poder.

Todo lo contrario. En el año 2018 termino mi carrera política. Si alguien me contrata, puedo ser un buen profesor en una universidad o colegio. Dedicarme a escribir y a descansar.

Si el acuerdo con las FARC es aprobado en el plebiscito del 2 de octubre y su sucesor le pide ayuda para implementar la paz, ¿Lo hará?

– El próximo presidente, no importa quién sea, tendrá muchos asesores. Si me requiere urgentemente para algo muy importante, uno no puede negarse, pero en principio le voy a decir que busque otras personas que pueden hacerlo inclusive mejor que yo.

 ¿No lo veremos en las Naciones Unidas?

– No tengo esa ambición internacional.

 

“En 2018 termina mi carrera política”: Juan Manuel Santos - Imagen 2

 ¿Cómo se enteró del cierre del acuerdo con las FARC?

– Estaba en mi oficina, pendiente de los avances. A las 18H45 me llamó la canciller (María Ángela Holguín) desde La Habana. Me dijo: “Presidente, finalmente cerramos”. Respiré profundo y me puse a pensar en todo lo que hemos hecho en tantos años. Dije: “Por fin, ¡qué maravilla!”. Me demoré un poco en asimilar lo que había pasado, pero por supuesto, muy contento. Muchas cosas me pasaron por la mente, como en esas películas que van a mil por hora. Muchas figuras, muchas, pero sobre todo, un descanso.Finalmente, algo que mucha gente pensaba que era imposible, yo mismo pensé muchas veces que no iba a ser posible. Haberlo logrado fue muy satisfactorio. Haber podido perseverar fue muy importante.

¿Le gustaría ver presos a los guerrilleros?
– Por supuesto, a mí me gustaría ver tras las rejas a todos los que han cometido crímenes atroces. Pero prefiero la justicia transicional para que no sigamos produciendo más víctimas. Esa transacción no es fácil de aceptar para mucha gente, pero es necesaria si queremos la paz. Pensé que las víctimas iban a ser las más duras, porque han sido las que más han sufrido. Me demostraron cuán equivocado estaba. Las más generosas, las que más me han respaldado, las que más me han dicho: “Presidente, persevere, no desfallezca”, han sido las víctimas. Eso ha sido una gran, gran lección de vida.

La paz de Santos y la paz de Uribe .  El historiador británico Malcolm Deas dijo que Uribe ofrece la paz que los colombianos quieren y no pueden tener y usted la paz que no quieren, pero podrían tener. ¿Coincide con él?
– Ciento por ciento. La paz perfecta no existe, porque la paz perfecta implica la justicia perfecta y la justicia perfecta hace imposible la paz.

Es una paz imperfecta, pero siempre, siempre es mejor una paz imperfecta que una guerra perfecta.

Luchó mucho contra las FARC como ministro de Defensa de Uribe. ¿Por qué pasó de ser halcón a ser paloma?

– Nunca he sido ni halcón ni paloma. He sido siempre un abanderado de la paz. Y para que esa paz fuese posible había que negociar desde una posición de fuerza. Hice las paces con (el fallecido presidente venezolano Hugo) Chávez, mi enemigo acérrimo, no porque estuviera de acuerdo con él, sino porque quería que la región apoyara este proceso. No ha habido, creo, un colombiano que haya golpeado tanto a las FARC como este servidor. Y eso también me da autoridad moral frente a quienes no querían que se negociara. Involucré a los militares desde el principio en el proceso de paz y gustosos participaron. Eso es un aspecto clave.

¿Y por qué se oponen Uribe y Pastrana?
– No entiendo. Buscaron la paz desesperadamente. ¿Qué hace que dos personas que han sido los peores enemigos ahora estén juntos? ¿Será odio, envidia? Es una fuerza muy poderosa. Ojalá reflexionen, la puerta está abierta, siempre serán bienvenidos. ¡Qué bueno que pudiésemos entre todos construir esa paz que el país necesita!

¿Colombia se volverá un país “castrochavista”?
– Me acusan de neoliberal, de ser de la oligarquía, de derecha. Soy del extremo centro, y si me diferencio de algún modelo es del de Chávez. Se lo dije cuando hicimos las paces: “Usted tiene su modelo, yo tengo el mío (…) Peleemos con resultados”. Y ahí están los resultados: mire cómo está Venezuela y mire cómo está Colombia. ¿Qué hay en el acuerdo con las FARC que haga pensar que estamos sembrando algo de ese modelo castrochavista? Absolutamente nada.

¿Se puede instalar el diálogo con el ELN antes del plebiscito?
– Eso depende del ELN. Han mandado señales en esa dirección y yo les digo: “Perfecto, liberen a los secuestrados”.

Entra desde tu celular a TKM Alta Velocidad haciendo click: AQUI

Tags:

,

,

,

,

,

,

,

,

,