No se preocupe por ser repuestica, ahora las reinas serán de talla grande

Esto llegó para romper el paradigma de que la mujer perfecta es esa que es delgada, alta y con las medidas perfectas.