Dolorosos testimonios: 4 pequeños relataron cómo es la explotación sexual en Colombia

“Un señor me preguntó eso, que cuánto cobraba, yo le dije que 100.000 y me dijo que ni que fuera tan bonita”, declaró una de las víctimas.

Dolorosos testimonios: 4 pequeños relataron cómo es la explotación sexual en Colombia

marzo 15th, 2017

La violencia y explotación sexual contra menores de edad es uno de las problemáticas más combatidas desde Unicef y organizaciones como Save the Children. Según informes de medicinal legal en colombia cada dos horas hay reportes de niños víctimas de violencia sexual. La periodista Carol Malaver, subdirectora de El Tiempo, dio a conocer los desgarradores testimonios de cuatro pequeños que fueron abusados.

Dolorosos testimonios: 4 pequeños relataron cómo es la explotación sexual en Colombia - Imagen 1

Estas son las historias de los 4 pequeños, que permitieron entender cómo operan los capturas en Bogotá.

A los 3 años fue vendida por su madre

“Me llamo Lorena, soy de Neiva, me han pasado muchas cosas, muchas cosas”, fueron las palabras con las que la joven de 12 años recibió a la periodista. Su madre era alcohólica y desde que tenía 3 años empezó a explotarla sexualmente. A los 7 años ya fumaba marihuana y vivía en un lugar donde se distribuían otro tipo de drogas ilícitas.

De este lugar escapó con su ex novio y viajó a Bogotá, donde robaban canastillas para sobrevivir. Sus días transcurrían entre fumar, robar y dormir en las calles. Finalmente la policía la llevó a un centro para niños abandonados.

 

Dolorosos testimonios: 4 pequeños relataron cómo es la explotación sexual en Colombia - Imagen 2

Daniela y una infancia para olvidar.

Desde muy pequeña tuvo que soportar los maltratos de su familia. Ni su familia materna o paterna fue capaz de protegerla.

“Un día, cuando yo tenía 7 años, fui abusada por mi primo, él llegaba de estudiar a las 3 o 4 de la tarde y pues aprovechaba que mi abuelita nos dejaba solos; por eso, otra vez me fui adonde mi papá”.

Vivir con su papá fue aún peor, su hermanastro empezó a abusar de ella y lo hizo durante 4 años más. Después vendrían momentos aún más difíciles.

“Un día, cuando le hacía el favor a mi mamá de pedir una cita odontológica en el barrio 20 de Julio, yo conocí a un muchacho, él solo me dijo que tenía entre 20 y 26 años, nunca me quiso decir su edad”. Así fue como empezó su acercamiento con la red de explotación infantil. “Nos empezamos a contactar por celular y cuando logré activar el chat el ‘chino’ comenzó a pedirme fotos desnuda, él me atraía, yo pensé que eso era normal”.

Cansada de los malos tratos en su hogar, y después de 6 meses de chatear con el hombre, decidió huir con él. El lugar de encuentro sería la estación El Greco.

“De un momento a otro llegaron cinco muchachos, uno se me sentó al lado izquierdo, otro al lado derecho, y los otros estaban como en las esquinas, quedé pálida, asustada, hasta que vi a mi mamá y cuando ella me gritó, los ‘chinos’ se esfumaron”.

Si su madre no hubiera llegado Daniela hubiera sigo capturada por aun red de trata que opera en los municipios vecinos a Villavicencio.

 

Dolorosos testimonios: 4 pequeños relataron cómo es la explotación sexual en Colombia - Imagen 3

Bares donde venden chicos

El protagonista de esta historia es Camilo, un adolescente de 15 años, es gay y vive en el barrio Santa Fe, uno de los sectores más peligrosos de la capital.

Los amigos de Camilo empezaron a frecuentar los bares de la avenida Primera de Mayo y rápidamente su situación económica cambió. Empezó a verlos con celulares de alta gama y ropa nueva, cuando antes vivían en condiciones precarias.

“Allá dejan entrar fácil a los menores de edad, solían encontrarse con personas, que antes habían conocido a través de Facebook”. “Ellos me han invitado allá, a la Primera de Mayo, me dicen que puedo conocer gente chévere, pero ¿sabe a qué le tengo pánico?, a las enfermedades” confesó el joven.

 

Dolorosos testimonios: 4 pequeños relataron cómo es la explotación sexual en Colombia - Imagen 4

Del bus a una casa de citas

Solo tiene 13 años pero ya camina sola por las calles de la capital. Su nombre es Carla y su madre vende bolsas en la calle. El viernes 10 de febrero de 2017 se subió a un bus para ir a comprar ropa y de la nada una chica se le acerca y le dice que la va a llevar a bailar.

Con solo 13 años, Carla se emociona y la invita a comprar ropa juntas. “La ‘china’ me dijo que iba a ir conmigo a comprar ropa, pero me llevó dizque a la 22 y yo no sabía que había putas ahí”.

Sin ententer qué pasaba, Carla miraba todo a su alrededor antes de que llegaran las instrucciones de su nueva amiga. ”Me dijo que me sentara y que si algún hombre me preguntaba cuánto cobraba yo dijera que 40.000, que luego entrara a la pieza y les robara la plata”.

Carla hizo lo que le pidieron pero decidió cobrar más: “Un señor me preguntó eso, que cuánto cobraba, yo le dije que 100.000 y me dijo que ni que fuera tan bonita”.

En la noche hubo una redada y eso evitó que cayera en una red de prostitución infantil. La joven le contó a la periodista del El Tiempo que ya había tenido su primera relación sexual, aunque para ella fue tarde: “porque ahora las ‘chinas’ comienzan muy ‘chinas’, digo de 8 o 9”.

Dolorosos testimonios: 4 pequeños relataron cómo es la explotación sexual en Colombia - Imagen 5

 

Fuente: Upsocl.com

Entra desde tu celular a TKM Alta Velocidad haciendo click: AQUI

Tags:

,

,

,

,

,

,

,

,

,

,

,

,

,

,