¿¡QUÉ NOMBRE ME PUSIERON!?: Estos son los nombres más raros en América Latina

Hay nombres tan extraños como Yesaidú (de Yes, I do), Juan Jondre (One hundred) o Darlin (Darling, que significa "cariño")

¿¡QUÉ NOMBRE ME PUSIERON!?: Estos son los nombres más raros en América Latina

diciembre 27th, 2017

América Latina es sinónimo de mestizaje. Somos una mezcla exquisita de colonos y nativos que nos engrandece. Desde los tiempos de la Colonia, el encuentro de varios mundos en un mismo territorio dejó resultados únicos.

A pesar de los saqueos y matanzas por parte de colonizadores españoles, británicos, franceses o portugueses, el legado cultural que dejaron en la región sólo se enriquece, y ha dejado huellas que hasta hoy perduran.

De España, América Latina heredó catedrales, plazas, fortificaciones, la religión y, por supuesto, el idioma que hablamos, además de los nombres con que nos bautizaron.

Nuevas tendencias

¿¡QUÉ NOMBRE ME PUSIERON!?: Estos son los nombres más raros en América Latina - Imagen 1

Sin embargo, la globalización ha provocado que los gustos en la región latinoamericana hayan cambiado.

Apelativos como Danger (‘peligro’, traducido de inglés), Usnavy (‘Armada de EE.UU.’) o Usarmy (‘Ejército de EE.UU.’) Max Donald (McDonnald’s) cada vez -aunque sea difícil de creer- son más frecuentes.

Quizás nos cautive su pronunciación en inglés pero, ¿conocemos su origen o al menos su significado?

¿Cómo podría vivir un niño sabiendo que su nombre se traduce como ‘peligro’? ¿Cuál sería su relación con maestros y amigos? Sin duda, como todo en la vida, esto también tiene una explicación, y vuelve a caer sobre las influencias externas.

Según informa RT, esto podría deberse a que en más de un país latinoamericano se pueden leer avisos y carteles de este tipo. Sobre todo en zonas rurales con presencia militar de Estados Unidos.

En la región, las intervenciones de Washington han causado este tipo de efectos. Quizás nadie se hubiera atrevido a pronosticarlos.

Lamentablemente, esta influencia ha provocado un kitsch de denominaciones en pseudo-inglés:

Jefferson, Kennedy, Max Donald. Pero no sólo se copian nombres, sino palabras y expresiones: Yesaidú (de Yes, I do), Juan Jondre (One hundred) o Darlin (Darling, que significa “cariño”)

Legado soviético

¿Y qué hay de la influencia de la antigua Unión Soviética?

En países como Cuba, la herencia de la desaparecida nación comunista va más allá de los famosos modelos de Moskvich, Volgas y Ladas que transitan sus calles.

De nombres como Yuri o Yulia, los cubanos crearon variantes como Yuliesky, Yumilka, o Yuleydi y una larga lista de apelativos cuya originalidad es indudable, pero hacen sudar en frío a todo el que intente leerlos en voz alta y complica a sus dueños cada vez que intentan hacer que otra persona escriba sus nombres.

Exotismo

Lamentablemente, el afán de exotismo fonético, lleva a algunos padres a convertir el nombre de sus hijos en un trabalenguas imposible de decodificar de buenas a primeras: Hyanhect, Rexaimiyori, Ylallalic, y otras rarezas que el escritor venezolano Roberto Echeto ha recopilado en su blog.

Cada uno es libre de escoger el nombre que guste para su descendencia, sin embargo, es importante tener en cuenta que el nombre es fundamental en nuestra construcción de identidad y es algo que nos acompaña toda la vida.

Por lo mismo, el nombre debe ser motivo de orgullo y no de problemas, bullying o vergüenza.

 

Entra desde tu celular a TKM Alta Velocidad haciendo click: AQUI

Tags:

,

,

,