Psicóloga revela que a sus ocho años fue abusada por un sacerdote y una monja le rompió un brazo cuando lo denunció

Una niña de ocho años fue abusada sexualmente por un sacerdote y luego una monja le rompió un brazo cuando se enteró de ello, de acuerdo con una investigación que se escuchó ayer. La Dra. Theresa Tolmie-McGrane, ahora de 55 años, dijo que más tarde se vio obligada a tomar la comunión del sacerdote que […]

Psicóloga revela que a sus ocho años fue abusada por un sacerdote y una monja le rompió un brazo cuando lo denunció

diciembre 8th, 2017

Una niña de ocho años fue abusada sexualmente por un sacerdote y luego una monja le rompió un brazo cuando se enteró de ello, de acuerdo con una investigación que se escuchó ayer.

La Dra. Theresa Tolmie-McGrane, ahora de 55 años, dijo que más tarde se vio obligada a tomar la comunión del sacerdote que abusó de ella, quien le dijo que ella era “una soldado de Dios”.

Cuando alertó a otros sacerdotes del abuso, se le dijo que orara por los responsables. Una monja dijo: “Lo que sucede aquí, se queda aquí”. Ella era residente del orfanato Smyllum Park en Lanark, que ahora está bajo el escrutinio de la Encuesta sobre el abuso infantil en Escocia.

Psicóloga revela que a sus ocho años fue abusada por un sacerdote y una monja le rompió un brazo cuando lo denunció - Imagen 1

En una audiencia en Edimburgo ayer, la Dra. Tolmie-McGrane dijo que había informado dos veces a la policía sobre abusos en Smyllum, pero las monjas la acusaron de tener “una imaginación hiperactiva”.

La investigación se escuchó la semana pasada cuando un niño de seis años en Smyllum llamado Sammy Carr fue golpeado duramente por una monja en la década de 1960 y murió poco después.

Psicóloga revela que a sus ocho años fue abusada por un sacerdote y una monja le rompió un brazo cuando lo denunció - Imagen 2

Describiendo su propio abuso, la Dra. Tolmie-McGrane dijo que una monja había entrado cuando era abusada sexualmente por un sacerdote en 1970. Pero en lugar de ayudarla, la monja la llamó ‘puta’, la agarró y la arrojó contra la pared .

La Dra. Tolmie-McGrane renunció a su derecho al anonimato para contar un catálogo de abusos durante sus 11 años en Smyllum, que se cerró en 1981. Incluía palizas, humillaciones, duchas heladas y ser alimentado a la fuerza.

Ella llegó a la institución, dirigida por las Hijas de la Caridad de San Vicente de Paúl en 1968, a la edad de seis años después de una infancia abusiva.

La Dra. Tolmie-McGrane contó cómo, unos dos años más tarde, tenía un puesto de trabajo limpiando bancos en la iglesia.

Un sacerdote en particular llegaría temprano y le pediría que se sentara en su regazo, antes de progresar hasta hacerle realizar un acto sexual o mirarlo mientras lo hacía.

Él dijo: “Necesito que seas un soldado de Dios, un buen soldado’”, dijo a la investigación, y agregó que el abuso continuó durante varios meses.

Psicóloga revela que a sus ocho años fue abusada por un sacerdote y una monja le rompió un brazo cuando lo denunció - Imagen 3

En una ocasión, una monja entró a la habitación mientras sucedía, dijo. Ella dijo en la audiencia: “Pensé: Alabado sea el Señor, ella está viendo esto, ella estará enojada con él y me protegerá”. Toda su cara se distorsionó. Pensé: “Está enojada con él”, pero estaba enojada conmigo”.
La abusada siguió con su relato: “Ella me llamó puta, me tomó el brazo izquierdo, me sacó de su regazo y me arrojó a la pared y me dijo: saca a la mierda de aquí”.

La afectada contó cómo se arrastró y tuvo que regresar a la capilla, donde el sacerdote estaba dando la Comunión, y parecía “furioso”.

Cuando otra monja descubrió que no podía levantar el brazo, la arrastraron por la oreja y le dieron “un verdadero escondite”.

“Dije que no podía levantar mi brazo, me dolía el brazo. Dije que una monja me rompió el brazo”, dijo Tolmie-McGrane.

Psicóloga revela que a sus ocho años fue abusada por un sacerdote y una monja le rompió un brazo cuando lo denunció - Imagen 4

Ella contó a la investigación que la segunda monja la llevó al hospital pero le advirtió: “No se atreva a decirle a nadie lo que sucedió, jovencita, o le romperé el otro brazo”. La religiosa también le aseguró que estaría “mintiendo para proteger a un hombre de Dios, así que está bien mentir”.

Tolmie-McGrane, que más tarde se fue a la Universidad de Glasgow y ahora trabaja en Noruega como psicóloga clínica, estuvo en Smyllum desde 1968 hasta 1979.

Ella aseguró que le dijo a sacerdotes en confesión dos o tres veces sobre el abuso, pero la respuesta fue: “Ore por ellos”.

La mujer abusada recuerda que tenía miedo a la oscuridad, pero estaba encerrada en la despensa de Smyllum durante hasta una hora, al menos una vez a la semana, hasta la edad de 11 o 12 años.

Se acercó a la policía en dos ocasiones distintas, pero una monja la acusó de tener “una imaginación hiperactiva” y no se tomaron medidas adicionales. Otra monja luego voló en ‘una ira incontrolada’ sobre su contacto con la policía y le dijo: “Lo que sucede aquí, se queda aquí”.

En otras ocasiones, las monjas usaban una cruz de madera para golpearla a ella y a otros niños en la cabeza.

La Dra. Tolmie-McGrane dijo: “No puedo describir lo que fue ser golpeado en la cara por Jesús”.

Ella quedó con cicatrices emocionales y físicas permanentes por monjas que eran expertas en buscar las “debilidades psicológicas” de los niños, y la tildaban de “una puta sucia” y “escoria de la tierra”.

Colin MacAuley, consejero de la investigación, le explicó que una monja en particular ha sido consultada por la investigación y no acepta las acusaciones.

Psicóloga revela que a sus ocho años fue abusada por un sacerdote y una monja le rompió un brazo cuando lo denunció - Imagen 5

Ella respondió: “Todo lo que puedo decir es que no tengo motivos para mentir, pero ella tal vez tenga mucho que perder”.

EP

Entra desde tu celular a TKM Alta Velocidad haciendo click: AQUI

Tags: