El sueño de tomarse un año sabático para viajar por el mundo: ¿Por qué sí y por qué no?

Analizamos por vos lo negativo y lo positivo de dejar todo y recorrer el mundo.

El sueño de tomarse un año sabático para viajar por el mundo: ¿Por qué sí y por qué no?

junio 28th, 2016

Por Sofía D’alesio
De la redacción de TKM
@ssofid

Terminamos el colegio o la facultad y nos entra un frío en el cuerpo, una sensación de incertidumbre total. Empezamos a cuestionarnos qué hacer, qué es lo que realmente queremos y para cuál lado ir. Pero la pregunta es, ¿por qué apurar todo y no animarnos a tomarnos un tiempo?

Dejar todo, armar las valijas y subirnos a un avión para emprender un viaje largo es el sueño de muchos pero son pocos los que realmente se animan a hacerlo.

El sueño de tomarse un año sabático para viajar por el mundo: ¿Por qué sí y por qué no? - Imagen 1

Es que tomar la decisión no es fácil y requiere de dos cosas importantes: valentía y la suficiente determinación para salir de tu zona de confort sin entrar en crisis.

Dedicar un año entero a viajar y abandonar el trabajo o los estudios suena casi como una irresponsabilidad, una locura difícil de concretar y una historia digna de película.

“Dejar todo, armar las valijas y subirnos a un avión para emprender un viaje largo es el sueño de muchos”

 

Siempre se contraponen dos dilemas, el de qué va a pasar cuando volves y el de cómo vas a conseguir la plata para mantenerte todo ese tiempo en el viaje. Pero vamos por partes:

LA PLATA

Sí, vas a tener que trabajar mucho, vender algunas cosas y ahorrar cada centavo. Es importante que crees un plan de gastos y que sepas exactamente cuánto vas a necesitar para evitar problemas.

EL TRABAJO

Para dejar todo hay que ser consciente que en eso entra el trabajo. Es que dejar todo es, literalmente, dejar todo. Eso significa que apenas vuelvas del viaje vas a tener que poner todo de vos para conseguir un nuevo empleo. Pero, después de esos meses y de todo lo que recorriste y absorbió tu alma, ¿no vale la pena poner un esfuerzo extra?

El sueño de tomarse un año sabático para viajar por el mundo: ¿Por qué sí y por qué no? - Imagen 2

No hay nada que no puedas arreglar para salir al mundo si tenés la voluntad de animar a conocer lugares, culturas y personas y dejar atrás los prejuicios. Incluso vas a aprender otros idiomas y juntar experiencias que te van a servir para cuando vuelvas.

De esta manera, hay un montón de cosas positivas que hacen que le digamos sí a la idea de viajar:

1- Vas a aprender un montón de cosas. No solo vas a estar en contacto directo con la cultura y la historia de otros países, sino que vas a volver hablando otros idiomas y vas a ganar conocimiento sin darte cuenta.

2- Vas a aclarar tu cabeza. Si tenías dudas sobre tu vida, gustos o qué hacer en el futuro, esos meses conociendo otros lugares van a ayudarte a descubrir lo que realmente querés. Nada puede hacerte sentir mejor y más seguro sobre vos mismo que salir de la comodidad de tu vida y animarte a nuevas aventuras. Al final, eso va a hacer que ganes más confianza en vos mismo.

3- Cuando regreses del viaje no vas a volver a ser la misma persona que eras antes de irte. Tu forma de pensar y ver el mundo cambia, vas a estar más dispuesto a descubrir nuevas cosas y tu mente va a estar abierta a otras. Los prejuicios cada vez son menos y adoptás gran confianza en vos mismo.

 

El sueño de tomarse un año sabático para viajar por el mundo: ¿Por qué sí y por qué no? - Imagen 3

Si pensamos en los puntos negativos también hay varios:

1- Vas a estar mucho tiempo lejos de tus seres queridos. Cuando vuelvas sus vidas seguro van a haber cambiado un montón, te vas a perder algunos momentos importantes y tus amigos van a continuar con sus vidas, lo que podría ser un poco complicado.

2- Vas a gastar toda la plata que tengas. Esto significa que cuando vuelvas vas a estar en cero. A pesar de la voluntad que le pongas, es importante que sepas cómo vas a hacer los primeros meses de regreso. Si no tenés forma de mantenerte, va a ser muy complicado.

3- Vas a perder ritmo de estudio/trabajo. Si bien vas a ganar conocimiento y experiencia en unas cosas, en otras no vas a tener el mismo nivel que antes. Tal vez te sientas más “lento”, un poco desfasado y menos presente que antes.

Es importante que tengas en mente que un año sabático no es solamente irte de vacaciones y que no vas a ir a descansar a una playa sin hacer nada. Tomar esta decisión es un cambio de vida y el inicio de una etapa de transformación personal.

 

La realidad es que solo tenés que animarte, confiar en vos, empezar a trabajar duro para conseguir todo lo que necesitás y salir. Después vas a tener mucho tiempo para reacomodar tus cosas y volver a las rutinas.

El sueño de tomarse un año sabático para viajar por el mundo: ¿Por qué sí y por qué no? - Imagen 4

Tomar esta decisión es un cambio de vida y el inicio de una etapa de transformación personal.

Lo que sí es seguro es que después de esa experiencia, lo primero que vas a querer hacer es seguir trabajando y ponerle onda a todo lo que haces para poder volver a tomarte un avión rumbo al próximo que elijas.

Entra desde tu celular a TKM Alta Velocidad haciendo click: AQUI

Tags:

,

,

,

,

,

,

,

,

,

,