Un experto dijo que Twitter tendrá su fin pronto

El periodista Joshua Topolsky explicó las causas que podrían llevar a la caída de la red social

Un experto dijo que Twitter tendrá su fin pronto

enero 30th, 2016
Un experto dijo que Twitter tendrá su fin pronto - Imagen 1
¿Es posible imaginar un mundo sin Twitter? Ciertamente debería serlo, ya que tiene apenas diez años de vida. Pero el impacto de este servicio de microblogging, creado por Jack Dorsey en marzo de 2006, fue y sigue siendo tan grande en la comunicación contemporánea que ya parece imprescindible.
Sin embargo, hay un experto en tecnología que no se intimida ante sus más de 500 millones de usuarios, entre quienes están las principales figuras de la política, el espectáculo y el arte a escala global. El periodista Joshua Tpolskyaseguró en un artículo, publicado el viernes 29 de enero en la revista The New Yorker, que el fin de Twitter es irremediable.
A continuación, la traducción del texto completo:
 
No fue hace tanto tiempo que yo —y muchas otras personas que conozco— habría argumentado que Twitter era más que una red social. Yo hubiera dicho que Twitter era más como una utilidad, un servicio tan fundamental que me podría imaginar un escenario en el que estaba, literalmente, asegurado. Twitter tenía que existir. A través de una corriente de esos tuits de 140 caracteres era cómo uno se enteraba de las historias más importantes, críticas y estimulantes del momento.
 
Cuando las bombas estallaron durante la maratón de Boston, en abril de 2013, los usuarios se pegaron a la alimentación, informados de repente de algo tan visceral y real, algo que sucede. Y Twitter proporcionó un punto de vista, una mirada inédita, sin guión en el mundo, ya que cambió, a través de ráfagas de escaneos policiales, informes de testigos y una granulada fotografíaciudadano-periodística. Estaba crudo, pero se simplificó.
Un experto dijo que Twitter tendrá su fin pronto - Imagen 2
Pero ya se empezaban a ver las grietas en la fachada de Twitter. Los cambios en el producto hacían difícil seguir las conversaciones o narraciones. La falta de rigor en la verificación de fuentes fiables hizo sospechosa o confusa la información. Más preocupante fue la creciente ola de acoso y abuso que los usuarios del servicio estaban llevando a cabo, con los rebaños errantes de las comunidades de odio, misoginias y los bien organizados Gamergate que inundaron a las personas con mensajes de odio y amenazas. La compañía parecía estar completamente desamparada para manejar la violencia colectiva, con pocas herramientas a su disposición para moderar o sofocar los levantamientos. Incluso sus amados usuarios más célebres no podían ser protegidos. En agosto de 2014, la hija de Robin Williams, Zelda, dejó el servicio después de una serie de ataques.
 
Por supuesto, volverse ruidoso no es el único problema que tiene Twitter hoy en día, a pesar de que parece ser uno de los síntomas más pronunciados de una empresa que ha perdido su sentido, o, más preocupante (y tal vez con mayor precisión), nunca tuvo mucho sentido para comenzar. Después de un verano de confusión e indecisión, un verano pasado en gran medida a la deriva después de la renuncia del CEO, Dick Costolo, la empresa volvió a nombrar a su co-fundador, el niño prodigio de Silicon Valley, Jack Dorsey, y señaló que, tal vez por primera vez en mucho tiempo, Twitter podría encontrar su enfoque.
Sin embargo, todavía hay algo más adelante para Twitter. Otro cambio, otra adición. Los rumores se arremolinan en la actualidad (aunque aún no han sido confirmados por Dorsey) que el servicio, conocido y más querido por el límite de 140 caracteres —una economía que a menudo obliga a la claridad— comenzará a permitir tuits de 10 mil caracteres, con múltiples imágenes y contenido de vídeo. La esperanza es que, entre la multitud de otras plataformas de narración de cuentos, Twitter pueda competir tanto por el corto como por el largo aliento. Es una medida que contradice todo lo que sus usuarios han llegado a abrazar, y es especialmente peligroso, dado que la brevedad es una de las pocas cosas que hace a la red social única.
 
Eso no quiere decir que toda esperanza está perdida. Hay cientos de millones de usuarios dedicados (me cuento entre ellos) que todavía ven una tremenda utilidad en el servicio. Los ideales fundamentales que la hicieron no se perdieron, sin embargo, sí se han oscurecido. Lo directo y el poder en el corazón de Twitter —ráfagas cortas de información que te pueden hacer sentir que estás conectado a una descomunal colmena— son todavía su mayor activo. La empresa sólo tiene que encontrar el camino correcto para mostrar el poder de esas conexiones a una audiencia más grande, y el valor de esa audiencia a los anunciantes y socios. No es una tarea sencilla, pero es inevitable para Twitter.

Entra desde tu celular a TKM Alta Velocidad haciendo click: AQUI

Tags:

,

,