Un joven fue asesinado en la Villa 1-11-14

La pólvora quedó suspendida en el aire. Una voz desde la Villa 1-11-14 asevera, cargada de miedo: “Están mirando desde las terrazas y techos, ya sacaron los autos de los pasillos, algo va a pasar. Se va a pudrir todo”. Este viernes a las 23 horas, de acuerdo a fuentes que conocen a fondo el […]

Un joven fue asesinado en la Villa 1-11-14

marzo 6th, 2016

Un joven fue asesinado en la Villa 1-11-14 - Imagen 1

La pólvora quedó suspendida en el aire. Una voz desde la Villa 1-11-14 asevera, cargada de miedo: “Están mirando desde las terrazas y techos, ya sacaron los autos de los pasillos, algo va a pasar. Se va a pudrir todo”. Este viernes a las 23 horas, de acuerdo a fuentes que conocen a fondo el territorio, un grupo de presuntos narcotraficantes paraguayos que disputa el control de la zona irrumpió a tiros en las inmediaciones de las manzanas 9 y 6, un hecho que está siendo investigado por el Juzgado de Instrucción N°24 del doctor Jorge de Santos bajo la carátula de homicidio, lesiones, disparo de arma de fuego y atentado a la autoridad.

Un hombre resultó muerto, con otros tres heridos de gravedad. Todos ellos están vinculados a la murga “Los Auténticos Reyes del Ritmo”, que a comienzos del mes pasado denunciaron un brutal episodio de represión a manos de Gendarmería en el asentamiento. Un testigo directo apunta a Infobae: “Vinieron de la nada, por los pasillos, por Riestra y Perito Moreno. Eran de 8 a 10, con la cara tapada de la nariz para abajo. Le dispararon a la gente que estaba en la esquina, que no tenía nada que ver. Querían venir y matar a quien venga, sin asco. Son los paraguayos. Están resentidos y se la quieren dar a quien venga”.

Su punto principal sería la plaza Chapatín, ubicada en la manzana 9, cerca de la avenida Perito Moreno, un espacio de uso público según legislación del Gobierno porteño.

Un adicto que consume su mercadería y trabaja para ellos había sido el vigía que dio la luz verde para el ataque. Sus enemigos: otros transas, de nacionalidad argentina, que operan en el barrio. “El bardo viene de hace rato”, dice un vecino. Los vecinos que estaban ahí, se asegura en el barrio, fueron baleados sin provocación previa.

Una mujer baleada pelea por su vida en el hospital

Fernando David González, de 24 años, vecino de la manzana 7, terminó en la Morgue Judicial con ocho tiros en el cuerpo. Hubo otros tres heridos de gravedad; una de ellas, una mujer de 40 años, que baila en la murga junto con sus dos hijos, pelea por su vida en el hospital Piñero, a donde vecinos mismos del barrio la trasladaron en un remise ante la nula llegada de una ambulancia. Fue operada esta tarde; el parte médico informado a su familia habló de dos disparos, uno en el pecho y otro en la panza. Uno de sus riñones debió ser extirpado, su bazo está seriamente comprometido. Aunque estabilizada, se espera que sufra paros cardíacos esta noche. Sus próximas 48 horas en terapia intensiva serán críticas para su supervivencia.

De acuerdo a información policial adjunta en la causa, los móviles de Gendarmería despachados por el Departamento Federal de Emergencias fueron recibidos con balas. Otros en el barrio señalan: “Se escondieron y no hicieron nada”. Ya en la guardia del Piñero, dos testigos señalaron a los paraguayos como presuntos responsables del ataque ante efectivos que se presentaron. A las puertas del hospital, cerca de las 2:30 de la madrugada, ocurrió algo al menos llamativo. Una camioneta Ford Eco Sport blanca estacionó en el ingreso: familiares y amigos de los heridos corrieron a linchar a sus ocupantes. Los acusaban como autores del tiroteo.

Sus dos ocupantes fueron separados por gendarmes y luego detenidos, para quedar incomunicados y a disposición del Juzgado N°24. Fuentes policiales aseguran que uno de ellos poseía heridas de bala en uno de sus miembros inferiores. El otro, transportado a la Comisaría N°52, fue señalado por gente del barrio como el capo de la banda que protagonizó el tiroteo. “Vino a chusmear, a burlarse, a cagarse de risa”, afirma un testigo que estuvo en el Piñero. El vehículo habla de una cierta opulencia: su patente comienza con N, por lo que se deduce que tiene al menos dos años y un valor de mercado de 250 mil pesos.

Un veterano investigador reconocía a Infobae: “La avenida Riestra en la 1-11-14 divide el territorio. Hay un cierto control”. Sin embargo, este ataque cambia las cosas. Con el tiempo, los narcos del país vecino disputaron su lugar en el territorio en el Bajo Flores, de cara a la reducción de las fuerzas del capo peruano ‘Marcos’ Estrada González con uno de sus hombres fuertes, ‘Roly’ Huaura Antúnez, detenido y procesado en septiembre del año pasado por el juez Sergio Torres tras una redada de la división Antidrogas Urbanas de la Superintendencia de Drogas Peligrosas de la PFA.

En abril de 2015, tres hermanos y un amigo, todos ellos paraguayos, aparecieron muertos en el asentamiento en un Mercedes Benz clase A. Tenían 34 tiros en total.

Durante febrero de este año, Pedro Miguel Manrique Carreño, con domicilio en la manzana 1 de la Villa 1-11-14, murió en una cama del Hospital Rivadavia luego de recibir múltiples puñaladas y ser abandonado en la guardia por un grupo de personas que viajaba en auto.

Por otro lado, cabe destacar que el lunes 1 de marzo, a la 3:20 de la madrugada, el personal de la Unidad de Prevención Barrial de la Policía Federal dio el alerta de un nuevo cadáver en uno de los territorios narcos más calientes de la Ciudad: frente a la casa 187 de la manzana 102 de la Villa 31 bis, sector del Playón Este, un joven de 20 a 22 años, cabello corto negro, tez blanca, vestido con equipo deportivo color azul, yacía sobre la vereda en un charco de sangre. Tenía, a simple vista, un tiro en la frente.

Entra desde tu celular a TKM Alta Velocidad haciendo click: AQUI

Tags:

,

,

,

,

,

,

,

,

,

,

,