TERROR MUNDIAL: Encontraron un vampiro real en Turquía

Un joven turco fue diagnosticado de “vampirismo” por ser adicto a beber sangre humana, un hábito que en cierto punto llega a ser socialmente peligroso. El joven de 23 años se cortaba los brazos, el pecho y el vientre, con hojas de afeitar, recogía su sangre en una taza y se la bebía.  Pronto se volvió tan adicto […]

TERROR MUNDIAL: Encontraron un vampiro real en Turquía

diciembre 8th, 2015

Un joven turco fue diagnosticado de “vampirismo” por ser adicto a beber sangre humana, un hábito que en cierto punto llega a ser socialmente peligroso.

El joven de 23 años se cortaba los brazos, el pecho y el vientre, con hojas de afeitar, recogía su sangre en una taza y se la bebía.  Pronto se volvió tan adicto que se dirigió a otras fuentes para satisfacer su hábito, al que describió “tan urgente como respirar”.

TERROR MUNDIAL: Encontraron un vampiro real en Turquía - Imagen 1

Esta persona, cuyo nombre no se revela, incluso indujo a su padre a que le obtuviera bolsas del fluido corporal de los bancos de sangre, según el informe publicado en “Jornal de Psychotherapy and Psychosomatics.”

El hombre fue detenido varias veces por apuñalar y morder a otros para recoger y beber su sangre. También sufre amnesia, depresión crónica y el trastorno de identidad disociativo (TID), es decir, en el individuo coexisten varias personalidades.

Los médicos del Hospital Militar de Denizli, en el suroeste de Turquía, vinculan el caso a los abusos y negligencia que presuntamente sufrió en su niñez, así como al hecho de haber sido testigo de un asesinato brutal que involucro el corte de cabeza y genitales.

A esos factores también se pueden haber sumado la muerte de su hija cuando era bebé y el asesinato de su tío, según lo escrito en el informe.

TERROR MUNDIAL: Encontraron un vampiro real en Turquía - Imagen 2

Entra desde tu celular a TKM Alta Velocidad haciendo click: AQUI

Tags:

,

,

,

Imputado pero liberado

Pablo Ventura había sido el último detenido por el crimen de Fernando Báez Sosa en Villa Gesell. Él había argumentado que no estaba en la ciudad cuando fue el crimen, y por falta de pruebas le concedieron la libertad.

Imputado pero liberado