Esta es la mejor hora para ducharse, según la ciencia

Cambiar tus hábitos en la ducha produce efectos psicológicos que podrían modificar tu rendimiento en el trabajo o en el estudio.

Esta es la mejor hora para ducharse, según la ciencia

octubre 3rd, 2016

Esta es la mejor hora para ducharse, según la ciencia - Imagen 1

¿Sos de los que les gusta bañarse por las mañanas para ir fresco y limpio al trabajo? o ¿Sos de los que prefieren bañarse por las noches? La ciencia ha descubierto que dependiendo de la personalidad y particularidades de tu cuerpo, existe una hora buena y una mala para ducharse.

Numerosos expertos en psicología, terapeutas del sueño y dermatólogos trabajaron en crear un mapa que indique la hora correcta para bañarse y el resultado fue el siguiente:

En primer lugar aparece la ducha matutina. Según la Dra. Shelly Carson, “enjabonarse justo después de levantarse es la mejor manera de rendir de forma creativa en el día”.

Si tenés algunos proyectos que cumplir, ésta es la opción para vos. Este proceso es conocido como el periodo de incubación: el tiempo en que se plantea un problema y el que se llega a una solución.

Cuando te duchas, el cerebro entra en un estado de relajación, similar a lo que sucede después de la meditación o a la actividad aeróbica. Cuando te encuentras en ese estado, los procesos cognitivos se relajan, permitiendo a las ideas subir a la superficie.

Por otro lado, si te cuesta trabajo dormir, entonces las duchas nocturnas son para vos. De acuerdo al Dr. Christopher Winter, miembro de la American Academy Sleep Medicine, “el rápido enfriamiento después de la ducha trabaja como un inductor natural del sueño, mientras que el baño en sí, reduce los niveles de cortisol”.

Tomar un baño por las noches también es bueno si estás tratando de mantener tu piel sana, fuera de la producción de grasa que la mayoría de las personas genera en las horas pico, a eso de la 1:00 p.m.

Esta es la mejor hora para ducharse, según la ciencia - Imagen 2

 

Otros factores a tener en cuenta

De un lado están los que se dan una ducha por la mañana y, en el otro, los que prefieren los baños nocturnos. Te contamos por qué deberías elegir una opción y no la otra.

 

Duchate por la mañana si:

Te cuesta levantarte.

Tardás en despertarte o activarte.

Te levantás cansado.

No podés afeitarte bien de mañana.

Tenés la piel grasa.

Sos muy madrugador.

La ducha por la noche te desvela.

Sudás mucho por las noches (aunque sea invierno).

Cenás copiosamente.

Te acostás justo después de comer.

No hacés ejercicio.

 

Por el contrario, optá por bañarte por las noches si:

Te levantás minutos antes de irte al trabajo.

Te cuesta mucho levantarte temprano.

Tenés la piel seca.

Llegás a casa muy cansado.

Precisás relajarte o calmarte.

Sufrís de dolores musculares en los hombros y el cuello.

Estás bajo mucha presión o estrés.

Tenés un trabajo que te exige mucho físicamente.

Hacés ejercicio todos los días.

Usás el transporte público o la bicicleta para moverte.

Sudás durante el día.

 

Entra desde tu celular a TKM Alta Velocidad haciendo click: AQUI

Tags:

,

,

,

,

,

,

,