Practicar yoga mejora nuestro humor

Puede transformar desde la energía de los estados de ánimo hasta el rendimiento del cuerpo.

Practicar yoga mejora nuestro humor

junio 21st, 2016

Sin duda alguna el yoga se ha posicionado en los últimos años como la técnica más elegida para lograr un bienestar integrar. Del sánscrito ioga, es un ejercicio y una terapia a la vez, que se originó en la India hace ya cinco mil años. Actualmente, el término se asocia a la meditación propia de oriente. Pero lo cierto es que se trata de un movimiento mucho más amplio, que constituye un estilo de vida sana que todos podemos adoptar. Como decía Mataji, unos de sus grandes maestros, “es una ciencia y un arte de vida que está en constante evolución y sabe adaptarse a las posibilidades físicas de cada uno”.

Practicar yoga mejora nuestro humor - Imagen 1

Desde los orígenes más tradicionales del yoga, hay tres motivaciones para asumir esta práctica: el devocional, que invita a la unión del alma individual con Dios; la postura espiritual, que apunta a percibir el yo espiritual por sobre el material; y la racionalista, que es aquella más difundida en occidente ya que propone el bienestar físico y mental.

De acuerdo con la fundación Indra Devi, “el yoga una actividad física y mental que nos permite conectarnos, en forma natural y armónica (sin medicación), con nuestro ser interior, consiguiendo una mejoría significativa en los tres planos del ser, que son el plano físico, el mental y el emocional”.

Para todos los gustos

Uno de los motivos por los que esta disciplina ha ganado tanta popularidad, se debe a que el yoga puede beneficiar a todo tipo de personas y no se requiere ninguna experiencia previa para comenzar a practicarlo. Lo pueden disfrutar desde niños hasta abuelos, e incluso es recomendable para personas enfermas y embarazadas. Tampoco es preciso adoptar nuevos hábitos de vida: lo único que se requiere es una firme necesidad interna de estar bien con uno mismo.

Además, lejos de lo que se cree, no está ligado a ninguna religión, sino que se adapta al credo y las necesidades de cada persona. Incluso puede practicarse desde casa, siguiendo algún video, aunque se recomienda iniciarse por medio de algún instructor con más experiencia. Tampoco es una disciplina estática y aburrida, sino que hay tantos tipos de yoga como personalidades; la clave es elegir aquel que mejor va con cada uno de nosotros.

Practicar yoga mejora nuestro humor - Imagen 2

La ONG El Arte de Vivir lo plantea con claridad: “Es como el océano. Cuando vas a la playa, podés ver el mar desde lejos, caminar por la orilla del agua, sumergir tus pies, o tomar un baño. Lo mismo ocurre con el yoga,  ya sea practicando las asanas durante un corto período de tiempo para deshacerse de una enfermedad o bien realizando diariamente las posturas o comprometiéndose al estudio del yoga a un nivel más profundo. Cada experiencia te dará satisfacción”.

No hay excusas: si así lo deseamos, todos podemos beneficiarnos con esta práctica integral y saludable. A los niños los puede ayudar a mejorar la salud, la memoria y la concentración, y desarrollar un escudo interno contra el estrés. Si consideramos que el yoga es habilidad en la acción, es ideal para los retos y el ritmo ajetreado que deben asumir los jóvenes de hoy. Los adultos, que sorteamos a diario desafíos en diversos ámbitos y adoptamos una personalidad multidimensional, podremos encontrar en el yoga una herramienta para maximizar la energía, liberar tensiones y seguir trabajando con confianza.

Según exponía la ya desaparecida maestra del yoga Indra Devi, por un lado existe la rama del Hatha Yoga, o el Yoga del bienestar físico, que consiste en la práctica de posturas complementada con una relajación, que  es una actividad principalmente física. Luego, el Bakti Yoga o yoga devocional, se practica mediante actividad y entrega devocional, con movimientos más reducidos pero con un trabajo interno mucho más intenso. A través del Jñana Yoga, o yoga del conocimiento intelectual, podemos conectarnos con la realidad. También está el Karma Yoga, o de la acción desinteresada,  que es una suerte de filosofía de vida del tipo que practicaron maestros como La Madre Teresa de Calcuta, o Ghandi. Para aquellas personalidades más sensibles, conectadas al arte, surge el Mantra Yoga, que se practica a través del sonido (los mantras) y mediante ellos se logra conexión con lo divino. Por último, el Raja Yoga, o yoga mental, es el más estrechamente vinculado a la meditación de tipo budista.

Una de las vertientes más interesantes y modernas del yoga es el Kundalini yoga, que desarrolla la instructora Silvia de Dios: “Esta practica tiene como objetivo despertar la energía Kundalini (que en el hombre yace dormida en la raíz de la columna vertebral). Trabaja sobre la activación de los 7 chakras más importantes a lo largo de la espina dorsal. Este despertar va induciendo progresivamente a que descubramos niveles superiores de consciencia. Ideal para gente que necesita domar su mente”

Un mar de beneficios

Además de su amplitud y variedad, el principal motivo por el cual cada vez son más las personas que se acercan a esta práctica es la cantidad de beneficios que aporta. Aumenta la flexibilidad y la concentración, mejora el tono muscular, tiene un efecto relajante, fortalece los huesos, mejora la respiración y la circulación. También estimula el sistema inmunológico y nos ayuda a balancear las emociones.

“En el plano físico, mediante los ejercicios de postura, se obtiene mayor desarrollo de elongación y tonicidad muscular. En el plano mental, se aquietan los pensamientos, logrando mejorar nuestra capacidad intelectual, a través de la enseñanza y aplicación de una correcta respiración, relajación y concentración. Y en el plano emocional, la toma de conciencia del cuerpo y la mente nos permiten lograr el equilibrio y  la armonía”, explican desde la Fundación Indra Devi.

A nivel dinámico, y como cualquier ejercicio físico, nos permite canalizar la energía positiva,  beneficiando nuestra salud dado que abre los chacras (los puntos de flujo de energía en nuestro cuerpo).  Además, nos enseña a respirar que, aunque parezca una obviedad, aprender a hacerlo correctamente es muy importante para relajarnos de forma integral.

Elegí sumarte a esta disciplina tan completa y adoptá un nuevo estilo de vida que te permita renacer en cuerpo, mente y alma.

Practicar yoga mejora nuestro humor - Imagen 3

Reglas básicas para principiantes

La ONG El Arte de Vivir nos propone las siguientes pautas para que iniciarnos en esta disciplina nos resulte más fácil y práctico:

– Abrí tu mente. La filosofía y las técnicas que se enseñan pueden ser nuevas para vos. Mantener una mente abierta ampliará y mejorará tu experiencia en el yoga.

-Seguí tu propio ritmo. Hacé solo las posturas con las que te sientas cómodo. Forzarte para realizar una postura puede causar lesiones. Con la práctica regular, serás capaz de ampliar tus capacidades.

-Enfocate en vos mismo. Cada estudiante se encuentra en un nivel diferente. No hay dos personas que perciban y experimenten el yoga de la misma manera. No hay competencia. Permanecé con tu propia experiencia de una manera no crítica.

-Dedicación full time. No combines tu práctica en clase con otras técnicas que puedas haber aprendido de otras disciplinas.

-El silencio es clave. Mantené la santidad de la sala de yoga absteniéndote de hablar innecesariamente.

Entra desde tu celular a TKM Alta Velocidad haciendo click: AQUI

Tags:

,

,

,

,

,

,

,

,

Lo PISÓ con su 4x4 y lo MATÓ

Alex, un adolescente de 16 años, fue a cazar liebres a un campo junto a dos amigos y dos perros. El propietario del lugar al verlos, decidió atropellarlos intencionalmente con su camioneta. Alex murió al instante. "Les dijo que agarraran el cuerpo y se lo llevaran." aseguró Soledad, la hermana del fallecido.

Lo PISÓ con su 4x4 y lo MATÓ