Chau rencores: perdonar baja los niveles de estrés

Alejar los apegos negativos nos permite recomponer vínculos. Te contamos cómo hacerlo.

Chau rencores: perdonar baja los niveles de estrés

junio 21st, 2016

Pocas experiencias son tan liberadoras y reparadoras como perdonar. Esta capacidad, lejos de ser considerada algo menor (no en vano decía el Mahatma Gandhi que “perdonar es para los fuertes, las personalidades débiles no perdonan”) hoy ha pasado a formar parte del “capital psíquico” de las personas. Integra el arsenal de herramientas y capacidades con que vamos por el mundo, tanto como el sentido del humor, el optimismo, la posibilidad de agradecer o la resiliencia, es decir, los recursos de los disponemos para atravesar una situación difícil, a veces extrema, y salir renovados, mejor, enriquecidos.

Chau rencores: perdonar baja los niveles de estrés - Imagen 1

María Martina Casullo, una prestigiosa psicóloga argentina de la Universidad de Buenos Aires y la Universidad de Palermo, se ocupó de profundizar, durante los últimos años de su vida,  el estudio de los efectos terapéuticos del perdón en el marco de la psicología positiva. “Se le da un especial énfasis –explicaba-. Y no hablamos del perdón como sinónimo de reconciliación, o de anular la demanda que alguien necesite o desee realizar frente a lo que considera un delito. El trabajo en realidad es un proceso de autoperdón, que tiene el objetivo de lograr que la persona no se sienta culpable. El desarrollo de la capacidad de perdonar debería integrar programas de promoción y prevención de la salud, porque es parte de los mecanismos que podemos poner en marcha para vivir mejor”.

Es que junto con la capacidad de perdonar disminuyen los sentimientos de rencor y resentimiento, los “apegos negativos” que suelen volver a la memoria una y otra vez cuando se “rumia” lo sucedido sin poder elaborarlo de una manera nueva, para saltar encima de ese laberinto liberador del odio o el deseo de venganza y desarrollar sentimientos de compasión y generosidad.

Chau rencores: perdonar baja los niveles de estrés - Imagen 2

“La capacidad de perdonar es una capacidad intrapersonal –agrega Martina Casullo-. Porque no hace referencia únicamente a otros sino también a los propios vínculos internos con uno mismo, con objetos internos y con la propia subjetividad. Pasa a ser intrapersonal cuando incluye la reconciliación y la búsqueda de ese otro u otros para concretar el proceso”.

El impacto positivo del perdón ha sido objeto de diferentes estudios. Por ejemplo, autores  como Coyle y Enright, 1997 indican que perdonar disminuye los sentimientos de duelo; para Mauger, en 1992, la capacidad de perdonar mejora los estados depresivos (tanto cuadros de angustia y ansiedad ceden al perdonar). Pero perdonar también agrega salud física, tal como lo demostraron las investigaciones de Witvliet, Ludving y Vander Laan en 2001 al probar la mejoría en cuadros de estrés y complicaciones cardiovasculares en personas que habían podido perdonar.

Para Gary Renard, un exitoso autor estadounidense que visitó por primera vez Buenos Aires en diciembre pasado para ofrecer aquí su Curso sobre Milagros, el perdón es un pasaporte seguro a la resolución de la culpa. Autor de dos best sellers también editados en español (“La desaparición del universo” y “Tu realidad inmortal”, Editorial Del Futuro, Urano, Obelisco y Sirio), Renard plantea que, en parte, el proceso comienza cuando la mente recupera la memoria.

Es que el mundo, esta suma de individuos que somos, no es real –advierte Gary Renard-. Todos compartimos una mente colectiva inconsciente, que sabe todo y que sabe que todos somos uno. Las manifestaciones individuales de esa mente que eligió separarse y aparecer bajo la forma de los millones de personas que somos es lo que llamamos ego. Cuando vamos por nuestra vida pensando cosas negativas de otras personas la mente inconsciente lo interpreta como un mensaje de nosotros para nosotros sobre nosotros. Lo que el perdón verdadero hace es deshacer ese mecanismo, revirtiéndolo. Es simple: lo único que hay que hacer es cambiar la forma de pensar con respecto a las otras personas y si lo hacemos cambiaremos la forma en que nos sentimos con respecto a nosotros mismos. Porque todos somos uno.”

Chau rencores: perdonar baja los niveles de estrés - Imagen 3

Según Gary Renard, el proceso que significa desestructurar los malos pensamientos respecto de los otros nos pone a salvo de distintos males, entre éstos, la depresión. “Las personas se deprimen por toda la basura que piensan sobre los demás, sin saber que toda esa basura vuelve para ellos. Podría sanarse mucha de la depresión en el mundo simplemente ayudando a que las personas cambien la forma de pensar con respecto a los otros. Eso cambiaría cómo se piensan a sí mismos. Porque todos somos parte de lo mismo.”

¿Para qué perdonar?

Chau rencores: perdonar baja los niveles de estrés - Imagen 4

Una investigación realizada por la doctora María Martina Casullo en 2005 entre 800 adolescentes y adultos jóvenes (13 a 24 años) indagó acerca de los razones que tienen las personas para perdonar. Aquí, los resultados obtenidos.

-Todos nos equivocamos y merecemos una segunda oportunidad.

-Para no vivir con rencores y sentimientos negativos.

-Para estar bien con uno mismo, en paz y tranquilos.

-Para lograr una mejor convivencia con los demás.

-Porque es un acto necesario e inteligente.

-Para poder ser perdonados.

-Para olvidar y seguir adelante.

Entra desde tu celular a TKM Alta Velocidad haciendo click: AQUI

Tags:

,

,

,

,

,

,

,