Siempre hay algo más detrás del famoso “touch and go”

El Dr. Juan Carlos Kusnetzoff explica en qué consiste, y de dónde viene, el famoso "toco y me voy".

Siempre hay algo más detrás del famoso “touch and go”

junio 10th, 2016

El título hace mención a la frase que ha dado origen al actual modismo “touch and go” y que pertenece a un viejo jugador de fútbol que se llamó Luis Pentrelli. Él en realidad, empleó la frase “Toco y me Voy” y muy lejos estaba de pensarla en términos sexuales. Esta referencia desde hace un tiempo, cuando numerosas notas en diversos medios hicieron referencia al tema de la monogamia serial, término que ciertos sociólogos utilizan en la actualidad para nombrar a los nuevos tipos de relaciones que estilan, hoy en día, emprender las parejas.

Siempre hay algo más detrás del famoso “touch and go” - Imagen 1

¿En qué consiste esto? Resumo. Se trata de tener noviazgos muy cortos y de a uno a la vez. La palabra noviazgo, en los temas que estamos tratando, es bastante pretensiosa. Ejemplo: Tres novia/os en un año, o sea cuatrimestrales; al igual que varias materias universitarias, se promocionan sin tener que rendir un difícil y estresante final.

Como bien informaban los artículos en cuestión, esto ocurriría porque la insatisfacción de estas personas es constante y ven todo como una nueva experiencia. Esto llevó a que algunos definan este accionar, ingeniosamente, como “zapping amoroso”. Se va cambiando de afecto, apego o querencia, casi con la misma velocidad en que se usa el control remoto… siempre y cuando las pilas no estén gastadas.

Siempre hay algo más detrás del famoso “touch and go” - Imagen 2

Lamentablemente para los hombres, y por seguir utilizando terminología de la TV, esta reciente costumbre dividiría a los amantes en dos tipos: el que mida mucho en el rating, será un amante “de aire” y si mide poco se lo considerará “de cable”. Están quienes tomarán esta práctica como una señal de deporte y cada encuentro le serviría como entrenamiento para el siguiente partido; otros que estén más cercanos a un noticiero, quizás, por fatídicos desenlaces pasionales; y también aquellas personas que lo vivan como un reality porque acostumbran, para darse dique, y fanfarronear ostensiblemente, contar sus intimidades a todo el mundo (Aquí no interesa el grupo de los pay-per-view, o “pago para ver” esos que disfrutan del amor solamente en el campo rentado)
Para todos los que adhieren a que el amor tiene un tiempo de duración y que comenzar con otro flamante hace olvidar definitivamente al anterior, el viejo dicho de que “un clavo saca otro clavo” les viene al dedillo… Una aclaración terminológica más: la palabra amor, aquí corresponde que vaya en minúscula.
Lo que no les viene “al dedillo” es el anillo de casamiento, ¿eso está claro, no?

También está claro que la vida de relación, el contacto amoroso o afectivo, se ha vuelto cada vez más efímero y cada vez, menos profundo. Cada vez son menos las personas que creen en estar junto a otra persona “hasta que la muerte los separe”.

En el mundo, la cantidad de divorcios es altísima -casi el cincuenta por ciento de los matrimonios- y tal vez ése sea el motivo por el cual varios prefieren degustar, cual moderna cocina molecular, un montón de relaciones, antes de dar el sí definitivo.  Son muchos los especialistas que opinan que el deseo sexual marca taxativamente la duración de la pareja y cada vez que se activa, tiene fecha de vencimiento.

Dos palabras para referirnos a contextos que favorecen el “touch and go”. Esos contextos, son geográficos, como son los lugares de vacaciones, o los contextos climáticos, como son las cálidas brisas del verano, o los viajes “relámpago” por cuestiones de trabajo, o las celebraciones periódicas de viejos amigos, y compañeros de colegio. En todos estos casos, se forman climas de pasatiempos fugaces, casi siempre humedecidos por el alcohol y donde aspectos escondidos de cada persona, emergen con deseos intensos de jugar, sabiendo que el presente del instante, permite el deslizamiento erótico, sin compromisos futuros.

Siempre hay algo más detrás del famoso “touch and go” - Imagen 3

Por Dr. Juan Carlos Kusnetzoff para revista Psicología Positiva. 

Entra desde tu celular a TKM Alta Velocidad haciendo click: AQUI

Tags:

,

,

,

,

,

,

,