Emocionantes palabras de Joaquín Furriel luego del ACV

El actor sufrió un accidente cerebro vascular isquémico en octubre del año pasado cuando regresaba en el avión desde Londres hacia Buenos Aires. Estuvo internado en la Clínica Los Arcos pero, por suerte, no tuvo secuelas y ahora se encuentra haciendo su vida normalmente. Sin embargo, confesó cómo se siente después de lo sucedido: “Reconozco que […]

Emocionantes palabras de Joaquín Furriel luego del ACV

febrero 17th, 2016

Emocionantes palabras de Joaquín Furriel luego del ACV - Imagen 1

El actor sufrió un accidente cerebro vascular isquémico en octubre del año pasado cuando regresaba en el avión desde Londres hacia Buenos Aires.

Estuvo internado en la Clínica Los Arcos pero, por suerte, no tuvo secuelas y ahora se encuentra haciendo su vida normalmente. Sin embargo, confesó cómo se siente después de lo sucedido: “Reconozco que no me dejaba mucho mimar y hoy estoy en un lugar diferente. Siempre fui muy celoso de mi intimidad y me sentí muy expuesto con todo esto. Pero me paraba la gente por la calle, un portero me agarró de la mano y emocionado me dijo que le llegó mucho y ahí me di cuenta de muchas cosas”.

“Lo que pasó es que tenía 10 kilos de más por mi personaje en Entre Caníbales, estaba grabando, ensayando una comedia y encima un día empecé a saltar en la cama y me fracturé la espalda. Ese fue el mensaje del 2015, parar un poco. Es decir, pensé ‘si tenés 10 kilos de más, si vas a exponerte físicamente con el tema, no podés ir de acá para allá, ordenate’. Estuve dos meses con un corset rígido, me mejoré, me dieron el alta y me fui de vacaciones con mis amigos. Después me fui con mi hija y después con quien era mi pareja en ese momento a Berlín, Ámsterdam y Londres. Disfruté muchísimo y me tomé un avión y tuve un ACV. Miré una película de los Beach Boys y me desperté a las ocho horas, lo cual es raro en un avión. Faltaban 50 minutos para llegar a Buenos Aires, hablé con un inglés perfecto pero cuando hablé con un argentino no podía expresarme bien. Ahí me di cuenta de que me pasaba algo. Después, cuando lo hablé con mi terapeuta, me dijo que yo negué ese momento, que pensé que había sido cansancio. Tardé 20 minutos para ponerme las zapatillas, perdí la noción del tiempo. Cuando bajé, quise abrir el teléfono con la mano izquierda y no podía, entonces lo hice con la derecha, es como que atravesé esa situación. No todos tenemos el mismo umbral del mismo dolor ni reaccionamos igual. El cincuenta por ciento de mi cuerpo funcionó por dos, por eso me agoté después. Hice los trámites y me fui a mi casa. Cuando llegué para acostarme, Naomi, que era mi novia, me dijo ‘tenés la mitad del cuerpo paralizado, quiero que veas un médico’, fue gracias a su determinación que fuimos a la clínica”, relató Joaquín Furriel.

“A un mes y medio del ACV, un día me desperté y empecé a sentir una liviandad que es ‘en mí puede habitar la vulnerabilidad’. De repente empecé a sentir, aunque parezca de libro, a habitar la vulnerabilidad y el miedo y eso hace que esos sentimientos vayan desapareciendo”, agregó.

Entra desde tu celular a TKM Alta Velocidad haciendo click: AQUI

Tags:

,

,

,

,