La historia detrás de las marcas de los alfajores

Uno de los alfajores más reconocidos en los centros comerciales son los Jorgito que dieron origen a la marca de alfajores que en realidad era el hijo del dueño de una pequeña fábrica que producía bizcochuelos y demás exquisiteces para panaderías. A fines de los 50, la planta fue adquirida por Fernández y Saavedra, que antes que […]

La historia detrás de las marcas de los alfajores

diciembre 31st, 2015

La historia detrás de las marcas de los alfajores - Imagen 1

Uno de los alfajores más reconocidos en los centros comerciales son los Jorgito que dieron origen a la marca de alfajores que en realidad era el hijo del dueño de una pequeña fábrica que producía bizcochuelos y demás exquisiteces para panaderías. A fines de los 50, la planta fue adquirida por Fernández y Saavedra, que antes que elegir un nombre nuevo decidieron conservar la marca y relanzar el producto apuntando a insertarlo en distintos quioscos.

Por otro lado, se encuentra otro los ejemplares más ricos como es Fantoche, otra marca histórica del mundo alfajorero: “Los alfajores Fantoche empezaron a ser elaborados por una panadería en el barrio de Lugano fundada por unos inmigrantes que trajeron la receta y el nombre desde Italia. A principios de la década del 60, la confitería y todas sus marcas fueron adquiridas por los actuales dueños de Fantoche, y lo que hicieron fue sumarle el concepto de alfajor triple Fantoche, y hoy la palabra triple es una marca registrada de la compañía”, aseguró Claudio Messina, gerente de marketing de la compañia.

Otro de los alfajores más históricos de la Argentina es el Capitán del Espacio. La marca que nació en Quilmes en la década del 60, y a su dueño, Ángel Lineo de Pascalis, nunca le interesó hacer publicidad ni mucho menos contar la historia del nombre. La falta de información contribuyó a que distintas personas imaginaran algunas versiones distintas. Una era que la marca era un homenaje a la canción “El anillo del capitán Beto”, del grupo Invisible. Otra, que el nombre estaba inspirado en el astronauta Neil Armstrong, teoría que se veía reforzada por el hecho de que el logo del alfajor era un niño astronauta. Sin embargo, tanto la canción de Luis Alberto Spinetta -que data de 1976- como la llegada del hombre a la Luna (1969) son posteriores al nacimiento de los alfajores quilmeños. Más allá de la historia de cada marca, que ricos que son los ALFAJORES. Y vos, ¿Con cuál te quedás?

 

 

 

 

 

Entra desde tu celular a TKM Alta Velocidad haciendo click: AQUI

Tags:

,

,

,