5 pasos que prometen controlar tus preocupaciones cotidianas

Desde que nos levantamos, muchos problemas invaden nuestra cabeza. El psicólogo Ad Kerkhof, creó un método para aprender a manejarlos.

5 pasos que prometen controlar tus preocupaciones cotidianas

mayo 3rd, 2016

Desde el instante que nos levantamos, aparecen muchas preocupaciones que invaden nuestra cabeza. Nos preocupamos por el futuro y por el pasado; por la salud, por los estudios, el trabajo, la familia y las relaciones con las personas que nos rodean. Todas estas preocupaciones deterioran nuestro descanso y salud mental.

5 pasos que prometen controlar tus preocupaciones cotidianas - Imagen 1

Por eso, Ad Kerkhof, un psicólogo clínico de la Universidad Vrije de Ámsterdam, en Holanda, que lleva más de 30 años investigando este fenómeno; desarrolló una técnica de cinco pasos para aprender a manejar mejor los efectos que nos generan la angustia y la ansiedad.

1. Establecer un “tiempo de preocupación”

Es esencial aprovechar un momento del día para tomarse un tiempo para controlar las preocupaciones. Pueden ser en dos periodos de 15 minutos, uno por la mañana y otro por la tarde. “Debes dedicar ese tiempo únicamente a preocuparte. De esa manera se establece una misión y después se puede desconectar hasta el próximo momento”.

5 pasos que prometen controlar tus preocupaciones cotidianas - Imagen 2

2. No lo hagas en lugares de descanso

Hay que evitar llevar los problemas a los espacios destinados para la relajación como la cama o el sillón favorito. Para Kerkhof las “preocupaciones deben ser parte del trabajo y no del ocio o descanso”.

3. Usá recuerdos positivos

A la hora de irse a dormir, nuestra cabeza nos puede atormentar con muchas angustias y miedos. Si ese es tu caso, Kerkhof aconseja: “Una buena forma de erradicar la intranquilidad es dedicar cinco minutos a manejar las angustias nocturnas; luego, los 10 minutos siguientes, se debe traer a la memoria un recuerdo positivo”.

5 pasos que prometen controlar tus preocupaciones cotidianas - Imagen 3

4. Buscá distracciones

Cuando las preocupaciones nos invaden fuera del “tiempo de preocupación” establecido anteriormente, hay que buscar alternativas para distraer y entretener la mente. Leer un libro, juntarse con amigos, o escuchar una canción que te trae buenos recuerdos, son tareas sencillas con resultados positivos.

5. Tomate tu tiempo y tené paciencia

Tenés que saber que por más que apliques ya todas estos pasos, los efectos no son inmediatos. “Preocuparse es como una adicción y si quieres acabar con ella se necesita tiempo para dejar de hacerlo. Hay que ir poco a poco”, avisó Kerkhof.

Entra desde tu celular a TKM Alta Velocidad haciendo click: AQUI

Tags:

,

,

,

,

,

,

,

,

,

,

,

,

,

,

,

,

,

,

,

,

,