miércoles 25 de enero 2023

INSÓLITO: 9 cosas que aprendés al usar brackets

Tener una sonrisa perfecta y envidiable por todos seguro que te dejó más de una enseñanza. ¡Chequeá cómo te cambió la vida!

Muchísimos de nosotros pasamos por esta experiencia de ponerse brackets y tenerlos un par de años para poder tener luego una sonrisa perfecta y envidiable por todos. Sin embargo, sólo los que lo padecimos sabemos lo que realmente significa.

1. Aprendés a besar mejor. Tenés que ingeniártelas para no chocar los brackets o para no abrirle el labio a tu novio sin querer.

2. Aprendés a ser paciente. Uno tiene que pensar en otra cosa y dejar que el tratamiento pase lo más rápido posible, ya sean dos años o cinco.

3. Aprendés a saber cuánto dolor tolerás. Terminás quejándote menos porque te acostumbrás al dolor, como jaquecas y demás.

4. No le tenés más miedo a los dentistas u ortodoncistas. Cuando lo vas a visitar una vez por mes ya es prácticamente tu mejor amigo y se establece un lindo vínculo.

5. Aprendés a ser más creativa. Uno se las termina ingeniando para intentar doblar alambres o hacer que te moleste menos el aparato.

6. Te convertís en experto en hilo dental. Él será tu mejor amigo y te ayudará a limpiar por completo tu boca.

7. Valorás la comida dura como las manzanas. Como se te complica comer alimentos más duros, cuando los podés consumir, los valorás muchísimo más.

8. Aprendés a hablar con varias cosas en la boca. Como te cuesta hablar y demás, te las ingeniás creativamente para mantenerte firme y seguir llevando una vida normal.

9. Valorás más tus dientes. Por lo general, las personas que usaron un tratamiento de brackets u otro aparato, terminan limpiando y cuidando más su dentadura porque es fruto de un largo dolor y proceso.

Entra desde tu celular a TKM Alta Velocidad haciendo click: AQUI

Te Puede Interesar