2018-10-29T13:09:45-03:00

¿Se te quemó? ¿Hiciste como para 20 personas? Hacer arroz puede ser todo un desafío pero existen dos claves para que quede en su punto: el tiempo y la proporción.

Si lo cocinás en poco tiempo probablemente quede al dente, mientras que si lo cocinás durante mucho tiempo, los granos se pegan entre sí y quedan con una textura blanda y pegajosa.

Para evitar estos errores, te dejamos algunos consejos para lograr el arroz perfecto

1. Utilizá dos tazas de agua por cada taza de grano largo.

2. Usá una taza y ¼ de agua por cada taza de grano corto.

3. Necesitás una taza y ¾ de agua por cada taza de arroz integral.

Cómo hacer arroz y que no se te pase - Imagen

Preparación

1. Antes de poner a hervir el arroz, es importante que lo enjuagues, ayudándote con un colador o un escurridor para eliminar el almidón. Hacelo hasta que el agua salga transparente.

2. En una cacerola, colocás el agua y el arroz con una pizca de sal. Cociná a fuego medio y cuando comience a hervir, remové con una cuchara de madera y disminuí el fuego. Tapar y dejar cocinar.

¿Cuánto se cocina?

El arroz de grano largo se cocina en 18 minutos, 15 el de grano corto y el integral unos 45 minutos.

Cómo hacer arroz y que no se te pase - Imagen 1

El secreto

Una vez que hayas alcanzado el tiempo aconsejado, apagá el fuego y deja reposar durante 10 minutos sin retirar la tapa. Así obtendrás un arroz blanco perfecto.

Otro truco para que quede suelto, es lavarlo una vez cocido. Lo ponés en un colador y lo lavás con agua fría. De esta forma, queda más suelto e incluso lo podés mantener dos o tres días así en la heladera.

Algunos le agregan un poco de jugo de limón durante la cocción o una cucharada de vinagre para que no se pegue y quede más blanco.

VER MÁS: