2021-03-03T12:44:24-03:00

Un policía mató a una mujer que sospechaba que abusaba de su hija de 13 años y, además, lo iba a denunciar. Tras el asesinato, el hombre se quitó la vida de un disparo.

Graciela Noemí Funes, de 41 años, fue asesinada de cuatro balazos en General Madariaga y el femicida, un oficial de la Policía bonaerense, se quitó la vida de un disparo en la cabeza. La víctima iba a denunciar al hombre porque sospechaba de que abusaba de su hija de 13 años.

La pelea que derivó en el femicidio ocurrió este miércoles minutos antes de las 2 de la mañana, en el interior de una casa ubicada en Arias y Oro, a unos 285 kilómetros de la ciudad de La Plata.

La Policía llegó al lugar tras un llamado al 911 realizado por la hija adolescente de la mujer asesinada, pero el hecho ya había ocurrido.