2020-12-10T13:31:05-03:00

Una mujer había denunciado la desaparición de su hijo, de 3 años, pero lo había matado y tirado al río. Ahora, la Justicia la condenó a cadena perpetua. “Yo no le hice nada”, dijo Ana Cecilia Gómez frente al Tribunal de la provincia de Jujuy que la juzga por el homicidio de Alexis Mamaní.

Durante media hora, la mujer intentó convencer a los jueces de su inocencia con frases sueltas. Sin embargo, no lo consiguió, y la condenaron a prisión perpetua.

En sus últimas palabras, Gómez se refirió en todo momento a su hijo como “el chiquito”, trató de poner en escena a nuevos sospechosos y cada tanto se quedaba callada, como si intentara recordar algo. No pudo explicar, sin embargo, por qué denunció la desaparición de su hijo cuando ya lo había asesinado y terminó diciendo: “Alexis salió vivo de mi casa”.

Después, los fiscales de Cámara Marcelo Cuellar y Diego Cussel salieron al cruce de su relato y dieron cuenta que el informe de la autopsia reveló que el chico fue asesinado en su vivienda de la calle Mitre del barrio Florida y la madre recorrió 1.546 metros para arrojar el cuerpo de su hijo en las aguas del río Grande. “Solo quedará en la conciencia de ella por qué lo hizo”, concluyó uno de los fiscales.

De acuerdo a los informes de los peritos psicológicos que se entrevistaron con ella, se trata de una mujer con rasgos psicopáticos. Por lo que en todo el proceso, nunca se mostró arrepentida por lo sucedido. Por último, la tenencia del hermano de la víctima, Joel Mamaní, pasaría a su padre biológico.

VER MÁS: Se realizan 450 mil aborto clandestinos al año y son 21 veces más caros que un proceso legal y seguro