2020-07-08T13:24:52-03:00

Efectivos de la policía de Santiago del Estero detuvieron a una ambulancia que circulaba por la Ruta Nacional 34, que además de trasladar a tres pacientes, llevaba diez cajas de fernet y once packs de gaseosas de tres litros.

Al ser detenidos, el conductor del vehículo afirmó que las bebidas estaban destinadas al hijo de Héctor Ibañez, intendente de la localidad de Añatuya, en Santiago del Estero.

La detención se produjo en un control de rutina a la altura de la localidad de La Isleta, donde los agentes interceptaron una ambulancia Renault Master perteneciente a la Municipalidad de Añatuya con el fin de comprobar el cumplimiento de los protocolos establecidos en el marco de la pandemia del coronavirus.

Según el informe de la policía, cuando los agentes abrieron la puerta trasera del vehículo se encontraron con tres pacientes, dos acompañantes, diez cajas de fernet y once packs de gaseosas de tres litros.

Con el correr de las horas, el funcionario de Añatuya, Héctor Pocho Ibáñez, habló con Cadena 3 y dijo: “Mi hijo va a pagar por su error”. “Yo no voy a defender a nadie ni a nada que sea indefendible. Este muchacho se ha equivocado y el chofer, teniendo en cuenta que le pide el hijo del intendente sin consultarme, accede y hace el traslado. Ha ocurrido lo que es de trascendencia nacional”, agregó.

Los agentes dieron intervención a Jacqueline Macció, fiscal de la Circunscripción Banda y Robles, quien dispuso el secuestro de la mercadería, la cual fue depositada en la sede de la Comisaría Comunitaria N°12.

VER MÁS: Presentaron un proyecto de ley para incorporar una tercera categoría de género en el DNI