2020-06-09T09:16:31-03:00

En las últimas horas fueron detenidos dos presuntos criminales, de 20 y 24 años, por matar a Débora Ríos, una chica que iba camino a su trabajo en una estación de servicio en Moreno. Según la investigación, recibió un fuerte golpe en la cabeza y la apuñalaron 31 veces con un destornillador.

Según el primer informe forense, se determinó que sufrió un golpe en la cabeza producto de una patada, la cual le habría provocado la muerte. Además, de las 31 puñaladas. Al comienzo, se creía que le había pegado con una botella pero esta teoría se descartó.

“Por las heridas se utilizó un cuchillo de un solo filo y un elemento similar a un destornillador“, indicó a Télam una fuente cercana a la causa, quien aclaró que las heridas principalmente fueron realizadas en la zona del estómago y en uno de los brazos, por lo que se cree que son lesiones que recibió cuando se defendía.

El crimen ocurrió en el cruce de Malabia y avenida San Fernando, de la localidad de Cuartel V, por donde la víctima pasaba todos los días para ir a tomar el colectivo que la llevaba a su trabajo.

El desesperado pedido de la playera asesinada en Moreno: “No me hagas nada, tengo un hijo” - Imagen

Según el relato de un testigo, escuchó primero a un hombre que le decía: “Entregá todo que no te va a lastimar”. “No me hagas nada, tengo un hijo“, fue la súplica de ella.

Se supone que ella habría utilizado un aerosol de gas pimienta y fue la causa que despertó la furia de los atacantes. Después de matarla, escaparon con su celular y su mochila.

El primer sospechoso identificado fue Enzo Leonel Aylan, de 24 años, que detuvieron en un domicilio ubicado a 100 metros de la escena del crimen, sobre avenida San Fernando y Montes de Oca. “En la casa del imputado secuestraron un par de zapatillas recién lavadas que podrían tener rastros de sangre”, indicó un policía. Unas horas más tarde, fue el turno de Alexis Matcovich, de 20 años, quien se convirtió en el segundo detenido.

VER MÁS: Luego de la publicación de unas fotos golpeada, Miss Bolivia se separó de su marido