2020-06-02T11:18:00-03:00

En el Chaco, la policía golpeó salvajemente, torturó y abusó sexualmente de personas de la comunidad Qom. La revista Cítrica publicó en su cuenta de Twitter el testimonio de Elsa, la señora que vive en la casa donde irrumpieron violentamente los efectivos.

“La agarraron del cabello a mi hija y la arrastraron y entre seis policías agarraron a mi hija y a mí. El oficial Antonio Fernández me pegó con la 9 milímetros en el rostro”, relata Elsa.

“Y después entraron a agarrar a mi sobrino y le pegaron contra la pared. Ahora está todo desfigurado. Y después agarraron a mi hijo, que no estaba en ese momento en la casa, venía de la casa de su papa”, agrega Elsa.

“A los chicos los molieron a palos. Y a las chicas es irreparable lo que le hicieron, todavía no se animan a contar, solo lloran y tiemblan”, cuenta Daniel Rolón, integrante del Comité Provisorio Indígena por la pandemia.

“’Ya les tiramos alcohol, ¿ahora quién las prende fuego?’, preguntaba uno de los policías. Después entraron de vuelta y nos patearon. Eran todos hombres. Como cinco”, cuenta una de las chicas abusadas.

Aún ningún policía fue detenido y continúan en servicio normalmente. Desde la comunidad Qom esperan una respuesta ante semejante falta de pérdida de derechos.

VER MÁS: Encontraron sangre de Fernando Báez Sosa en la camisa de uno de los acusados de matarlo