2020-05-21T11:04:07-03:00

La Asociación de Transporte Aéreo Internacional (IATA) publicó una lista de medidas de seguridad para poder reactivar los vuelos de las aerolíneas y que tanto los gobiernos como los pasajeros tengan confianza y puedan viajar tranquilos.

“No existe una única medida que pueda reducir por sí misma el riesgo y garantizar una reanudación segura de los vuelos; pero con un conjunto de medidas globales estratificadas y reconocidas mutuamente sí podemos conseguirlo. Esta es la mayor crisis de la historia de la aviación”, dijo en un comunicado Alexandre de Juniac, director General y CEO de IATA.

Antes del vuelo

– La recopilación de datos de los pasajeros antes del viaje por parte de los gobiernos, incluida información sobre su estado de salud, a través de canales bien probados, como eVisa o el sistema electrónico para la autorización de viaje.

En el aeropuerto de origen

– Limitar el acceso a la terminal solo a empleados del aeropuerto o aerolíneas y viajeros. La excepción serían los acompañantes de personas con discapacidad o menores.

– Control de temperatura en los puntos de acceso a la terminal.

– Distanciamiento físico a lo largo de todos los procesos de atención al pasajero, incluidas las filas de espera.

– Uso de barbijos o tapabocas por pasajeros y empleados, de acuerdo a la normativa de cada lugar.

– Opciones de autoservicio para reducir al máximo la concurrencia de personas en los puntos de atención o filas. Por ejemplo, facturación online (con tarjetas de embarque electrónicas o impresas), puntos de autoservicio de equipaje (con etiquetas impresas desde casa) y autoembarque.

– Nuevo diseño de las puertas de embarque, prioridad de embarque para reducir la congestión y limitación del equipaje de mano.

– Limpieza y desinfección de superficies de alto contacto y provisionamiento continuo de desinfectante de manos.

Durante el vuelo

– Protectores faciales para todos los pasajeros y mascarillas para la tripulación.

– Servicio de cabina simplificado y productos de cáterin preenvasados para reducir la interacción entre pasajeros y tripulación.

– Medidas para evitar la confluencia de pasajeros a bordo, como, por ejemplo, la prohibición de hacer cola delante de los baños.

– Limpieza más profunda y mejorada de la cabina.

En el aeropuerto de destino

– Control de temperatura por personal cualificado a requerimiento de las autoridades.

– Control automatizado de los controles de aduana a través de aplicaciones para el teléfono y tecnología biométrica (cuya eficacia ya ha sido demostrada por algunos gobiernos).

– Agilización de los reclamos de equipaje para reducir filas y mantener la distancia social.

– Declaración jurada de salud del viajero y seguimiento eficaz de contactos, medidas a tomar por los gobiernos para reducir el riesgo de importar cadenas de transmisión del virus.

VER MÁS: La OMS incluyó dos nuevos síntomas para detectar el contagio por coronavirus