2020-03-24T14:44:42-03:00

Por: Paulina Vecchiarelli (desde España)

Europa es el continente más afectado por el coronavirus y los profesionales de la salud ocupan un papel importante en esto. Desde Barcelona, escuchamos en primera persona a dos enfermeras que rompen el silencio tras este tiempo difícil para todos. Ariadna Fernández tiene 35 años, es una reconocida enfermera de un centro ambulatorio en Barcelona, Cataluña. Día a día, atiende a pacientes infectados por este virus y ella destaca la “desesperanza e incertidumbre” que vive en su trabajo.

“Este momento actual del Coronavirus me trae nervios, enojo y, por momentos, me quita la esperanza. Es una pandemia a la que no hemos sabido tratar y hasta la menospreciamos en su maldad”, reveló Ariadna, y agregó: “Nunca me hubiera imaginado vivir una situación así y llegar a este punto”. Fernández se sinceró al mencionar que su objetivo siempre fue “salvar a todo el mundo” de enfermedades que puedan llegar a las personas: “De manera drástica me doy cuenta que curar a todos los pacientes no es posible”.

Video relacionado:

Si bien la situación en España es complicada, la enfermera también dio ánimos al afirmar que “la sociedad debe tener paciencia y quedarse en su casa para proteger a todos. Haciendo vida normal podremos tener graves consecuencias”.

Miriam Penalva tiene 40 años, trabaja en un Hospital céntrico de la ciudad de Barcelona y es otra de las médicas que lucha contra el Covid-19. “El sistema de salud que conocemos actualmente, no se había puesto antes al límite. Esto complicó la gestión del coronavirus”, reveló.

“En la rutina hospitalaria nos encontramos a menudo con pacientes que necesitan estar aislados por distintos virus y seguimos nuestros protocolos de actuación, pero nunca antes vi tantos casos a la vez, ni tanta facilidad en el contagio, ni con tantas complicaciones”, aseguró Miriam. “Mi reacción frente a este colapso en Barcelona es de gran preocupación por la difícil gestión del día a día y la exposición a la que estamos sometidos los sanitarios”, agregó.

En Europa, el colapso trajo como consecuencia la falta de recursos para brindarle a los pacientes mayor cuidado. “Trabajamos con muy poco material para protegernos. Pero siempre con responsabilidad por atender de la mejor manera a cada persona y así contribuir a que pase todo lo antes y mejor posible”, señaló Penalva, y cerró: “Como mamá y profesional de la salud, les aconsejo quedarse en sus casas, lavarse las manos muy a menudo y mantener la calma”.

VER MÁS: Es oficial: suspendieron los Juegos Olímpicos por el coronavirus