2020-01-27T18:50:26-03:00

Un joven fue golpeado por dos rugbiers, en la provincia de Santiago del Estero, tras el crimen de Fernando Báez Sosa. También ocurrió a la salida de un boliche.

El asesinato que revoluciona a la Argentina, desde que comenzó el nuevo año, sigue dando de qué hablar. Sin embargo, volvió a ocurrir el mismo hecho, salvo que la víctima de la patota de los deportistas no llegaron a matarla.

VER MÁS: Un club de rugby de Mar del Plata prohibió los bautismos y el consumo de alcohol en el tercer tiempo

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de TKM (@mundotkmcom) el

Se trata de un chico adolescente, llamado Juan Cruz Mussi, quien denunció que fue abordado por dos jugadores de rugby, a la salida de un local bailable: asegura que fueron Exequiel Chedid y Francisco Piatti. Los dos pertenecen al Santiago Lawn Tennis Club.

Según el relato de Juan Cruz, todo comenzó dentro del boliche, con un cruce de palabras, y, luego, se transformó en una persecución en plena autopista.

Contó que le tiraron piedras a su vehículo y que, más tarde, le dieron una golpiza, entre los dos, habiendo un tercero que lo sostenía.

Este caso llama la atención, ya que hace una semana ocurrió el homicidio de Fernando Báez Sosa, a manos de una patota de diez rugbiers, en Villa Gesell. Debido a la gran trascendencia del caso, se espera

VER MÁS: Uno de los rugbiers del crimen de Fernando dijo que “no hizo casi nada”