2020-01-24T17:44:57-03:00

Un amigo cercano de Fernando Báez Sosa declaró ante la justicia y relató cómo fue el momento en el que se perpetuó el asesinato entre los 10 rugbiers, a la salida de Le Brique, Villa Gesell.

Su identidad no fue revelada públicamente, para preservar su seguridad, debido a la atención mediática y la trascendencia que tuvo el caso, a nivel nacional. No es la primera vez que realiza declaraciones: la semana pasada lo hizo en la UFI N°6.

VER MÁS:La zapatilla que usó el rugbier que asesinó a Fernando Báez Sosa

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de TKM (@mundotkmcom) el

La declaración de unos de los amigos de Fernando Báez Sosa

Esta vez, T. dio más detalles de lo sucedido adentro del local bailable, durante el show de Neo Pistea, artista que le gustaba a su amigo Fernando.

Él también tiene la cara con heridas y golpes, tanto en uno de sus ojos, como en sus labios. Él también estuvo en la pelea con los rugbiers, quienes le quitó la vida a su compañero.

Durante el show del cantante, había un gran tumulto de gente, por lo que era inevitable pisarse entre todos. Fue ahí cuando ocurrió el cruce entre su grupo, en el que estaba Fernando, y la manada de rugbiers.

“A dos chicos alterados que nos incitaban a la pelea, intento calmar todo y recibo golpes de puño”, comenzó contando. “Che, no sirve pelear, nos van a echar a todos”, gritó T. La respuesta que obtuvo, por parte de uno de los agresores fue: “El problema no es con vos, es con tu amigo, me voy a quedar esperando“.

Minutos más tarde, se enteró que Fernando había sido echado del boliche. Cuando salió para buscarlo, lo encontró a su amigo con la camisa rota y sin entender, ninguno de los dos, por qué había empezado la discusión. “Estábamos hablando cuando aparecen por detrás un grupo de sujetos“, dijo.

En aquel momento, la patota lo golpeó en la vereda y, a su vez, lo hizo caer a él también, al igual que Fernando.

“A Fernando lo empujaron y lo patearon en el piso y yo traté de defenderlo. Me pegan patadas por todo el cuerpo, principalmente en la cabeza, creo que al menos tres personas me pegaron a mí”, narró.

“Cuando logro levantarme veo a algunos amigos golpeados, a Fernando ensangrentado, con la cara golpeada e inconsciente. Una chica que estaba en el lugar comenzó a hacerle RCP a Fernando. Al menos vi ocho pibes pegándonos“, siguió.

Fue en aquel instante, en que T. cuenta que uno de los rugbiers les dijo: “A ver si nos volvés a pegar, negro de mierda”.

VER MÁS: Identificaron a dos autores del ataque fatal a Fernando Báez Sosa