2020-01-20T18:47:48-03:00

El miembro número 11 de los acusados por el asesinato de Fernando Baez Sosa, Pablo Ventura, declaró ante la fiscal. Se declaró inocente y su defensa entregó un video en el que lo muestra comiendo con sus padres, en un restaurante de Zárate, el viernes a la noche.

Los 11 detenidos por el homicidio premeditado del chico de 19 años, a la salida de un boliche en Villa Gesell, se encuentran detenidos. 10 de ellos optaron por tener al mismo abogado y culparon a Ventura. Al parecer, el chico ni siquiera estaba en la ciudad de la costa atlántica cuando ocurrió la letal golpiza.

VER MÁS:El repudio a un comunicado de la Unión Argentina de Rugby por el asesinato de Fernando Baez Sosa

Video relacionado:asesinato en patota

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de TKM (@mundotkmcom) el

Pablo Ventura, el miembro número 11 de la patota de rugbiers que mató a Fernando Baez Sosa: no habría estado en Gesell en el momento del hecho

El grupo de jóvenes que mató a Fernando culpó a Pablo, quien demostró que se encontraba en la ciudad donde vive, a kilómetros de donde sucedió el crimen. En el clip, se lo puede ver cenando con sus padres, 6 horas antes de la tragedia.

Ventura declaró por 45 minutos, contó que no es rugbier, sino que practica remo. Luego de la cena con sus padres, que terminó a las 23 horas, habría ido al departamento de un amigo, también en Zárate. Según su letrado defensor, este grupo de chicos estaría dispuesto a declarar y confirmar su presencia.

Pablo está siendo investigado como “partícipe necesario” de la causa por la brutal golpiza a Fernando. También presentó su teléfono celular, como prueba.

Simultáneamente, se le realizó un informe médico en el que no presenta marcas en las manos, ni otros signos que hayan podido corroborar que haya participado en la pelea.

El remero de 21 años fue buscado por la policía y detenido inmediatamente, tras aparecer su nombre en uno de los celulares de los rugbiers, acusados por el crimen de Baez Sosa.

Según contó el padre del adolescente a Infobae, no se trató de un ajuste de cuentas entre su hijo y la patota de rugbiers. “Hay una rivalidad como todo joven entre actividades deportivas, pero no gran cosa, no es que no se podían cruzar“, aseguró.

Por su parte, el abogado de los 10 rugbiers sostuvo que sus clientes se encuentran “sobrellevando el tema con mucho dolor”. Todos se negaron a declarar, pero Hugo Tomei, su defensor, sostuvo que “hablarán cuando llegue el momento”.

VER MÁS:El último mensaje de WhatsApp que envió Fernando Baéz Sosa: “Mami, te quiero”