2020-01-14T17:51:30-03:00

En el Festival de Jesús María, murió un jinete, atacado por su propio caballo. Frente a la tragedia, se suspendió la doma indefinidamente y la Comisión Directiva evalúa cambios.

Norberto Cossutta, de 40 años, fue aplastado en plena competencia, por su animal. Sufrió politraumatismos graves. La tragedia ocurrió justo el mismo día que el aniversario del fallecimiento del último jinete muerto del festival, Alfredo Espíndola, en el año 2010.

VER MÁS: Ecobicis: el drama de los usuarios que se alejaron del transporte alternativo por falta de bicicletas

Video relacionado: muerte en el festival de doma Jesús María

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de TKM (@mundotkmcom) el

Festival Jesús María: ¿qué cambios se planean para evitar más muertes de jinetes?

La Comisión Directiva del Festival de Doma y Folclore de Jesús María anunció que se canceló la doma del evento. “Estamos viviendo un hecho lamentable, estamos muy tristes, pero replanteando algunas cuestiones que hacen a la parte organizativa de esta edición”, dijo Susana Durán, la presidenta.

Aún no se saben cuáles serán las cuestiones que se están evaluando para garantizar una mayor seguridad a quienes participan de las jinetadas. Se podrían sumar controles de alcoholemia y antidoping a los participantes y, a su vez, incorporar chalecos y cascos, en el uniforme.

Sin embargo, la líder del Festival aseguró que no será tarea sencilla que los jinetes acepten estos posibles nuevos cambios en la competencia. “Es tal la resistencia y el valor que tienen los jinetes, que no va a ser un tema fácil de imponer, aunque es algo que se utiliza en países de la región como en Chile donde ya hemos visto que lograron sumar el uso de casco en las competencias de doma”, concluyó.

Nicole Neumann opinó sobre la muerte del jinete en Jesús María

La modelo y conductora sostuvo, en el ciclo televisivo Nosotros a la mañana, que se encuentra en contra de las jineteadas y del maltrato animal que se perpetúa en el festival cordobés.

“Más allá de mi sentido pésame para él y toda su familia, es una tradición muy antigua que los proteccionistas luchan hace mucho para que no se haga más. Es algo violento para los animales, que tienen su propio temperamento y no eligen participar. El animal también tiene momentos en los que se despierta de mal humor, tiene su propia personalidad”.

“Es como cuando lamentamos que en las corridas de toros muera el torero. El torero lo está provocando y el destino más lógico es ese: que termine muriendo. Y el que está eligiendo estar ahí es él. El jinete estaba eligiendo estar ahí. No sé cómo es este caso particular, pero generalmente usan espuelas lastimando a los caballos”, concluyó.

VER MÁS: El incentivo educacional