2020-01-06T16:29:22-03:00

La serie documental que analiza la muerte de Alberto Nisman, El fiscal, la presidenta y el espía, fue uno de los contenidos más reproducidos por Netflix. ¿Cuáles son las claves que dejó la investigación hecha para el ciclo?

El especial del gigante rojo muestra la investigación que realizó Justin Webster, un productor británico de cine. Fue realizado en 2017, con entrevistas a todos los mayores protagonistas de la causa, que shockeó y puso en vilo a toda la población argentina, en enero de 2015.

El objetivo del cineasta era “aportar claridad a su objeto de estudio y hacer su contribución para el esclarecimiento de la historia”. Si bien no cambia el desarrollo del caso en la Justicia, el trabajo es muy rico en cuanto a testimonios y partícipes del entramado que involucró al atentado de la AMIA y la eventual muerte de Alberto Nisman.

VER MÁS: El gobierno argentino reafirmó su reclamo por la soberanía de las Islas Malvinas

Video relacionado: se estrenó la polémica serie del caso Nisman con testimonios inéditos y audios impactantes

Caso Nisman: las 5 claves de la serie de Netflix

Nisman, la serie de la muerte más politizada: 5 claves del documental de Netflix - Imagen

1. El testimonio de Antonio “Jaime” Stiuso

El exagente de inteligencia argentino brinda una extensa entrevista a Webster: es la primera vez que se lo ve hablando públicamente tanto tiempo y sobre el caso de Nisman.

A muchos les pareció que sus declaraciones fueron “siniestras” y “oscuras”, tratándose de alguien que trabajó en la SIDE desde 1972, hasta 2014.

Uno de los mayores interrogantes del cineasta, a lo largo de los capítulos, es el porqué Stiuso (como informante del fiscal muerto) no le contó a Nisman que Allan Bogado, supuesto agente de la SIDE y del cual se basaba la denuncia de Alberto, nunca había trabajo para él.

“Jaimito” aseguró que el fiscal de AMIA sí sabía y que no tenía por qué decirle.

2. El testimonio de Héctor Timerman, antes de morir

El exministro de Relaciones Exteriores, Comercio Internacional y Culto argentino brindó una de sus últimas entrevistas al documental, antes de morir de cáncer en diciembre de 2018.

3. El testimonio del agente de inteligencia Ross Newland

El jefe de la Agencia Central de Inteligencia de Estados Unidos en Buenos Aires sostuvo que Alberto Nisman estaba “alineado” con los intereses y necesidades del organismo norteamericano. A su vez, develó que Stiuso trabajaba con ellos.

“Jaime era el número dos de Contrainteligencia en aquel momento. Financiábamos diferentes operaciones de fijación de objetivos. Queríamos que hicieran ciertas cosas para resaltar ciertos objetivos”, dijo.

4. El testimonio del ahora presidente Alberto Fernández

Dado que el documental fue realizado hace ya dos años, aparece el exjefe de Gabinete y actual primer mandatario argentino, Alberto Fernández.

En el especial, él sostiene que duda de que Nisman se haya suicidado. Sin embargo, a los días, el presidente cambió de postura públicamente.

“En verdad no dije nada novedoso en el documental ni digo nada novedoso ahora. Cuando me entrevistaron en el documental yo dije lo que siempre dije. No sé si lo mataron a Nisman. Pero si así fuera, la única perjudicada con esa muerte era Cristina. Siendo así, hay que descartar que ella pudo haber tenido que ver con eso”, aseguró.

5. El ¿espía? Allan Bogado

Este punto es uno de los más importantes y claves en el análisis de Webster. Para él, todo se reduce en esta persona, quien Nisman creía que era un agente de inteligencia. Sin embargo, Stiuso lo niega rotundamente.

El propio Bogado da su testimonio ante Netflix y sostiene que su jefe siempre fue “Jaime”, realizando un cargo como inorgánico.

Nada de lo que dice Stiuso como Bogado puede corroborarse de forma oficial. Es uno más de los puntos ciegos de la causa, ya que Nisman basaba su denuncia en las escuchas que tenía de Bogado, brindadas por Stiuso.

VER MÁS: #ComoTeDueleLaCola: ¿se puede erradicar la homofobia y el machismo en el fútbol argentino?