2019-11-13T13:48:32-03:00

Tras sufrir distintos episodios de bullying, Adhara Pérez es considerada una de las personas más inteligentes del mundo. Con tan solo ocho años, la nena oriunda de la Ciudad de México, ya terminó el colegio y está cursando dos carreras universitarias. En paralelo, su examen de coeficiente intelectual le otorgó 162 puntos, con el cual superó a Albert Einstein y Stephen Hawking.

Cuando tenía tres años, a Adhara le diagnosticaron síndrome de Asperger, un trastorno neurobiológico vinculado al autismo que afecta la capacidad de socializar y comunicarse correctamente. Por este motivo, le costó mucho esfuerzo hacer amigos. “No entiende el doble sentido”, contó su mamá Nallely Sánchez, sobre las dificultades de su pequeña.

“Sí, quiere tener amigos pero no sabe cómo. Quienes padecen esta condición, podrían estar todo el día hablando sobre que le gustan los dinosaurios. En el caso de Adhara, su mundo es el espacio”, señaló la mujer en diálogo con Infobae. El sueño de la nena es ser astronauta pero su condición económica podría frenar sus aspiraciones.

Sufrió bullying en la escuela y con ocho años ahora cursa dos carreras universitarias - Imagen

Durante su etapa escolar, los maestros lejos de entenderla, maltrataron a Pérez y cuestionaron su falta de interés en las clases. Sus compañeros la apartaron de los grupos y hasta la golpearon.

“Cuando estaba escolarizada, me mandaban notitas y mensajes porque se quedaba dormida. Decían que no tenía ganas. Pero yo en casa veía que se sabía la tabla periódica. Desde chiquita sabía álgebra. Yo creo que se sentía aburrida”, manifestó Nallely. “Sí, me aburría mucho”, comentó la nena, quien se la pasó dibujando agujeros negros en el horario de clases.

Según el relato de la madre, el maltrato que recibía de sus compañeros se terminó cuando ella misma lo vio en vivo. “Una tarde fui a firmar el boletín y vi que Adhara estaba jugando en una casita y la encerraron. Y empezaron a decirle: ‘¡Rara, rara!’, y le comenzaron a pegar en la casita. Entonces yo dije, no quiero que sufra. Y ella me decía que no quería ir a la escuela, y cayó en una depresión muy fuerte”, recordó la madre, quien es psicóloga y siempre tuvo en claro que el problema no era su hija.

En medio de la crisis, decidió llevar a Adhara a terapia y, por recomendación de la especialista, llevó a la niña al Centro de Atención al Talento (CEDAT). Allí fue donde los expertos confirmaron que era una nena superdotada: obtuvo una puntuación de 162 de coeficiente intelectual (130 es el número con el que ya se considera a una persona superdotada).

En una reciente exposición, Adhara dijo que las “mujeres sí pueden estudiar ingeniería matemáticas y físicas” en un claro repudio a una posición machista de que son solo carreras para hombres.

VER MÁS: REPUDIO TOTAL: echaron a un nene con Asperger del curso y así reaccionaron las madres de sus compañeros