2019-11-08T11:34:50-03:00

El miércoles condenaron a Ricardo Russo, el pediatra acusado de producir y distribuir pornografía infantil, a 10 años de prisión y detrás de la causa hubo dos mujeres que fueron muy importantes en la correcta aplicación de la pena.

Si bien para las mujeres fue “un baldazo de agua fría”, las especialistas en delitos informáticos trabajaron en forma conjunta dijeron que “hemos perdido a la persona que más sabe de reumatología pediátrica del país” y que “costará muchos años formar a una persona con sus conocimientos”.

En una entrevista con Clarín, Daniela Dupuy, fiscal penal especializada en delitos informáticos de la Ciudad, y María Susana Ciruzzi, abogada querellante del Hospital Garrahan, estuvieron “codo a codo” para sacar la denuncia adelante.

“No es fácil transmitir investigaciones en entornos digitales. Ha resultado un desafío importante, en el sentido de misión cumplida”, dijeron.

“Era cruzarnos todos los días, porque yo me iba a buscar un café, o él volvía de tomarse su café. Era un contacto permanente que tiene que ver con decisiones que hay que tomar sobre los pacientes, el cuidado de los niños, consentimientos informados”, explica quien, además de ser abogada, forma parte del equipo de salud.

Las dos mujeres que lograron la condena de Ricardo Russo contaron detalles de las imágenes que lo incriminaban - Imagen

“Hemos perdido, quizás, a la persona que más sabe de reumatología pediátrica en el país. Formar a otra persona ahora, con toda esa experiencia, nos va a llevar años”, especifican.

Ricardo Russo, ex jefe de inmunología y reumatología del Hospital Garrahan, se desempeñó durante 12 años en su lugar de trabajo y ahora fue inhabilitado para ejercer la medicina de por vida.

“Son imágenes y videos largos que duran mucho tiempo cada uno, de una violencia y un abuso sexual tan explícito que realmente fue impresionante para todos los ahí presentes”, ampliaron sobre las imágenes que se usaron en la causa.

“Había un video de minutos u horas en el que un adulto abusaba, ejecutaba acciones sexuales, sobre bebés o niños”, explican, y agregaron: “Desconocemos si fue producido en la Argentina”.

 Las imágenes que lo incriminaban

Según la acusación, hay alrededor de 1.500 fotos y videos acumulados por el médico desde noviembre de 2015 hasta el 28 de mayo -el día de su sentencia-. El material se encontraba guardado en una carpeta con el nombre “Tom Petty and the Heartbreakers”, en referencia al clásico grupo de rock estadounidense.

“Hacía foco y zoom a las partes genitales de las chiquitas que se encontraban jugando. Por ejemplo, cuando una nena hacía un pocito o se cambiaba la mallita saliendo del mar, él ahí apuntaba. Estaba como al acecho”, dice Dupuy, sobre las conductas de Russo en distintas playas sacando fotos.

Dentro del Garrahan, comprobaron que Russo hizo cuatro producciones de cuatro pacientes diferentes. Solo identificaron, con nombre y apellido, los casos de unas mellizas, cuyos padres están notificados, y siguen siendo atendidas en el Hospital.

“Esas serían las víctimas directas. No pudimos individualizarlas, porque él simplemente sacó fotos de las partes íntimas. Sí pudimos comprobar que esas fotos se sacaron en su consultorio del hospital Garrahan y con su teléfono celular”, revela la fiscal.

“Hay dos investigaciones paralelas de papás que han venido a plantear su inquietud y se extrajeron testimonios, para que se investigue en forma separada”, cuenta Dupuy.

“El hospital fue considerado víctima en toda esta situación. Es una situación que no hay forma de prevenirla, ni de pensar cómo prevenirla, más que con lo que ya hacemos comúnmente, que es cuidar a los niños”, comentan sobre el hospital.

Ante las consultas de si van a poner cámaras en los consultorios para que un caso de semejante envergadura no se repita, aclararon: “Vamos a mejorar los protocolos para la toma de fotografías, en eso estamos trabajando, pero no vamos a poner cámaras”.

Qué dijo el presidente del Hospital Garrahan después de la sentencia firme contra Ricardo Russo

“La sensación es la misma en todos los profesionales que trabajan en el hospital; es de profunda tristeza. Independiente de que estemos conformes con la sentencia, no estamos contentos”, dijo a Infobae Carlos Kambourian, el presidente del hospital.

VER MÁS: Quién es el pediatra del Garrahan, detenido por pertenecer a una red de pornografía infantil