2019-10-10T09:13:41-03:00

Guillermo Andino recordó una anécdota desagradable en complicidad con el obstetra de su mujer cuando nació su hija. El conductor quería que su primogénita nazca el mismo día del gol del Chango Cardenas en Racing contra el Celtic en la Copa Intercontinental. Lo cierto es que en ningún momento le consultó a su mujer y se lo ocultó durante ocho años.

“Mi hija nació el 4 de noviembre, tenía fecha para el 6. Pero yo arreglé con el obstetra para ver si podíamos adelantar la fecha, para que Sofi naciera el 4. Él no entendía nada de fútbol, pero como tenía un torneo de tenis el lunes 6, me dijo: ‘Por mi no hay problema, mejor'”, detalló durante una entrevista radial con Sebastián Wainraich.

“Lo que pasó fue que Caro tuvo un trabajo de parto de diez horas, y yo dije ‘uy, mamita, si metí la pata me mata’”, agregó, y su actitud en las redes sociales no pasó desapercibida y distintas figuras reconocidas lo criticaron por su accionar.

¡Me dan ganas de llorar… que se pueda ejercer ese poder sobre la mujer y el bebé en un momento tan importante! Y esto pasa muy seguido”, comentó Paula Chaves, quien se pronunció distintas veces a favor del parto respetado.

El relato de Guillermo Andino sobre el parto inducido de su mujer en complicidad con el obstetra - Imagen

“Básicamente Andino contó que engañó a su mujer para llevarla a la clínica y que le hicieran un goteo, que induce al parto. Las contracciones de la inducción duelen mucho más que las naturales. Su esposa estuvo con esos dolores diez horas”, opinó Malena Pichot en su cuenta de Twitter.

Qué promueve la ley de Parto Humanizado

La ley 25.959 defiende los derechos de la madre y su bebé durante el proceso del nacimiento. “La violencia obstétrica afecta a la mujer y a su bebé durante el embarazo, el parto e incluso, el postparto. Se manifiesta mediante prácticas, conductas, acciones y omisiones, que el personal de salud ejerce de manera directa e indirecta, en el ámbito público y privado, sobre el cuerpo y los procesos reproductivos de las mujeres”, dice la normativa. Además, señala que la mujer tiene derecho “a ser informada sobre la evolución de su parto, el estado de salud de su bebé y a ser partícipe de las diferentes actuaciones del equipo de salud”.

VER MÁS: “Todas a cesárea”: ¿por qué aumentaron este tipo de nacimientos en Argentina?