2019-10-09T12:05:38-03:00

Data clave

  • Una alumna y su madre le dieron una golpiza a la directora del colegio, por no dejar entrar a la estudiante maquillada y con su ropa, que fue catalogada por la autoridad de la escuela como “inapropiada” para el aula, en Glew.
  • Intervino la policía y los presentes grabaron el episodio de violencia, que se volvió viral en las redes sociales.
  • Tanto la menor de edad como su mamá quedaron demoradas por amenazas, lesiones leves y resistencia a la autoridad.

Una estudiante y su madre le dieron una golpiza a la directora de escuela de la menor de edad por no dejarla entrar al colegio con los labios pintados y por su vestimenta, en Glew. Intervino la policía y el acto violento quedó

El hecho ocurrió en la Escuela Media N°7 de Parque Roma, en la localidad bonaerense, el pasado martes. La chica fue al colegio con maquillaje y con ropa que, la directora, consideró como inapropiada para la jornada escolar. Debido a esto, no la dejó ingresar a la institución.

VER MÁS: Una nena de 9 años se considera trans y los padres de sus compañeros pidieron una explicación

Una directora recibió una golpiza por parte de una alumna y su madre, por no dejar entrar a la estudiante por estar maquillada

La madre de la menor de edad comenzó a pelearse con la directora. Intervino la policía y los presentes filmaron el episodio violento. Se puede ver el momento en que ambas, la estudiante y la mujer, quedaron demoradas.

Una alumna y su madre le dieron una golpiza a la directora de escuela - Imagen

Las mujeres, según testigos, habrían golpeado, no solo a la directora, sino que también a los efectivos de seguridad. Quedaron detenidas por “amenazas, lesiones leves y resistencia a la autoridad”.

Simultáneamente, quedó detenida otra alumna que robó el celular de uno de los policías, que estaban intentando controlar la golpiza a la directora del colegio. Al agente de seguridad se le había caído el teléfono y ella se lo guardó en su bolsillo.

VER MÁS: Murió su hijo de 9 años, donaron su corazón y lo recibió un nene del Chaco