2019-10-03T17:08:43-03:00

Una mujer, en situación de calle, fue filmada cantando un aria de Puccini, en la estación de subte de Los Ángeles, Estados Unidos, y ahora tiene 50 mil dólares en su cuenta.

Emily Zamourka, de 54 años, fue grabada por un patrullero de la policía local, mientras entonaba “O mio babbino caro”, de Giacomo Puccini, a la perfección. Junto a ella, se pueden ver todas sus pertenencias, que sostiene con un carrito. Contó que duerme en un cartón, en un estacionamiento.

VER MÁS: Pidió que ubiquen a su hijo con autismo en un lugar tranquilo y le pusieron el pupitre en el baño

La historia de la mujer sin techo que deslumbró a todos con su aria, en el subte

El canto de la mujer se volvió viral rápidamente. “4 millones de personas llaman hogar a Los Ángeles. 4 millones de historias. 4 millones de voces…A veces, sólo tenés que pararte y escuchar una, para oír algo hermoso”, twitteó la policía de L.A.

Debido al video, un usuario decidió comenzar una colecta de crowdfunding, en GoFundMe, para lograr brindarle un poco de dinero a la señora, para que pueda salir de su situación marginal.

Actualmente, ya se recolectaron 50 mil dólares, para ayudarla. A su vez, se le ofreció un contrato discográfico, con el sello Diamond, Silver Blue Records. Aún no se sabe si aceptó la propuesta o no, según informó TMZ.

¿Sabés por qué canto en el subte? Porque suena muy bien“, sostuvo ella, al agente policial que la filmó.

Una mujer en situación de calle sorprendió con su voz en el subte - Imagen

En una entrevista que le brindó a un periódico local, Los Angeles Times, ella contó su historia de vida y cómo llegó a esas circunstancias extremas.

En su juventud, aprendió a tocar el violín y el piano, en Rusia. Vivió en Missouri y Washington, en donde vivía dando clases de piano. Sin embargo, en 2005, su salud empeoró, con problemas en el páncreas e hígado.

Tras su recuperación, se mudó a Los Ángeles, para vivir de lo mismo, aunque también tocaba el violín en espacios públicos, para obtener un ingreso extra.

Su suerte siguió desmejorando. Un peatón que pasó por donde tocaba, le rompió el violín. El gobierno la indemnizó, pero allí no terminó todo.

Otro transeúnte la empujó, cuando viajaba en autobús, rompiéndole la muñeca. Al no poder tocar, se atrasó con el alquiler y, finalmente, fue desalojada.

En las últimas horas, se reencontró con el oficial policial que la filmó y que hizo viral su voz, por todo Estados Unidos y el mundo entero.

VER MÁS: Le dijeron que no podía subir selfies “porque era muy fea” y ella les dejó un mensaje