2019-08-21T12:10:38-03:00

Data clave:

  • Un barco con cien inmigrantes tocó tierra firme en la ciudad de Lampedusa, Italia, tras estar varado 19 días en el mar
  • En el navío se encontraban personas de la organización benéfica española Open Arms en su mayoría de origen africano
  • El estado de salud de la tripulación es grave en su mayoría

Tras 19 días de estar a la deriva, el barco Open Arms con más de 100 inmigrantes de África tocó tierra y pudieron desembarcar en Lampedusa, Italia, poniendo fin a un largo enfrentamiento entre Roma y la organización benéfica española que opera la nave. El barco atracó en el puerto de Lampedusa justo después de las 2330 hora local (2230 GMT) del martes.

Open Arms: tocó tierra el barco con inmigrantes que estuvo a la deriva 19 días - Imagen

El barco Open Arms, dirigido por la organización benéfica española del mismo nombre, había rescatado frente a la costa libia a los inmigrantes que se dirigían a EuropaSin embargo, después de que Italia se negó a dejarlo atracar, el barco estuvo varado en el mar durante casi tres semanas y la ONG dijo que los migrantes estaban angustiados y necesitaban urgentemente encontrar refugio.

El director y fundador de Open Arms, Óscar Camps, confirmó más temprano en Twitter que el barco sería incautado temporalmente y agregó que era “un costo que Open Arms asume para asegurar que las personas a bordo puedan ser atendidas”.

“Consideramos que es indispensable priorizar su salud y seguridad (de los migrantes) en esta emergencia humanitaria”, cerró.

Open Arms: tocó tierra el barco con inmigrantes que estuvo a la deriva 19 días - Imagen 1

En las últimas horas, algunas imágenes se hicieron virales al mostrar cómo la tripulación salta del Open Arms intentando abandonar el barco en el que estaban en condiciones deplorables con sólo dos baños para todos. Al ver la situación, España envió un barco naval el martes por la tarde para rescatar a los migrantes y llevarlos a Mallorca.

Matteo Salvini, el ministro del Interior de Italia, dijo que los barcos de las organizaciones benéficas se convirtieron en “taxis” para los traficantes de personas.

VER MÁS: Discriminación y racismo: así es ser afrodescendiente en Argentina