2019-07-26T15:18:09-03:00

Data Clave

  • El 21 de mayo, cinco adolescentes estaban paseando en el auto del único mayor de edad, Aníbal.
  • Murieron todos, menos una de las chicas -Rocío-, tras una persecución policial, que involucró varios tiros. El vehículo terminó chocando contra un acoplado.
  • Aún no se sabe cómo comenzó el seguimiento de la policía bonaerense al coche de los jóvenes, pero se encontraron balas en el glúteo de uno de los fallecidos, demostrando que hubo un mal accionar de los efectivos de seguridad.

Rocío Quagliarello, la única sobreviviente de la persecución policial de San Miguel del Monte, decidió escribir una carta, dedicada a su amiga Camila López, quien fue una de sus cuatro amigos fallecidos en la tragedia, del pasado 21 de mayo.

Ellas eran mejores amigas y prácticamente convivían, de tanto tiempo que compartían juntas. El escrito lo publicó en el medio La Garganta Poderosa, cuando su compañera hubiese cumplido años.

Al final del texto, también recordó a Aníbal, a Danilo y a Gonzalo, quienes también perdieron la vida en la persecución.

Ella fue la única que sobrevivió y quien puede develar qué ocurrió exactamente aquella noche de mayo, cuando ellos iban arriba del vehículo de Aníbal, el único mayor de edad del grupo.

Estuvo en terapia intensiva hasta hace unas semanas, con múltiples fracturas -en la mandíbula, un brazo y las piernas-. Actualmente, se encuentra haciendo reposo en su casa y ya habló con la prensa.

“Me acuerdo una cosa pero no la quiero contar. Me acuerdo algo de mi amigo Gonzalo. No tengo miedo de declarar en la Justicia”, sostuvo.

“No me imaginé que la policía podía hacerme daño. Si nos pasaba algo confiábamos en ellos, no les teníamos miedo”, concluyó.

VER MÁS: Habló la única sobreviviente de San Miguel del Monte: “No tengo miedo a declarar”

Video relacionado: ¿cuándo puede disparar la policía?

La emotiva carta de Rocío Quagliarello, dedicada a sus amigos fallecidos

Hoy veo todo extraño. En la memoria nadie muere pero no sabés cómo duele, no te imaginás la falta que me hacés y cómo me gustaría que estuvieses.

Te extraño.

Extraño tu voz, tu risa contagiosa, tus consejos, tu carácter muy fuerte, ese por el que tanto chocábamos. Extraño quedarnos largas horas a la madrugada mirando «Casi Ángeles», que ya la estoy terminando, pero sola. Extraño escuchar música haciéndonos las raperas que tan mal nos salía, jaja… Extraño nuestras tortas fritas duras, nuestros exprimidos de naranjas que nunca faltaban, nuestras noches de verano andando en bici, nuestras juntadas con los chicos, las vueltas por la plaza. Extraño sentarnos en cada esquina para robar wi-fi, nuestros mates en la vereda a cualquier hora, ir a lo de tu abuela cuando dormía para sacarle algo de comida.

Pero lo que más me duele es que voy a extrañar a mi compañera de banco, con la que siempre nos sentábamos al fondo, donde los profes nos retaban por reírnos tan fuerte, pero así y todo, nunca lograron separarnos.

Hoy, en el Día del Amigo y, por sobre todas las cosas, en tu cumpleaños 14, quiero mandar al cielo un abrazo fuerte, un tirón de oreja, una malteada que ya no será. Me consuela saber que estás en un lugar mejor, pero daría todo porque estés acá, deseo abrazarte y pasar el día con vos, como lo hacíamos 24-7.

Hermana del alma, prometo cuidar de tu mamá, mimarla y pasar tiempo con tus hermanos porque tu familia, que es la mía, nunca se abandona. Mandame fuerzas para seguir adelante, cuidanos y espero que estés riéndote con tu tía, que tanto extrañabas.

Te voy a recordar cada día, porque una amistad así nunca se olvida.

Te amo y te voy a amar siempre.

Posdata 1: Me va a hacer falta mi compañera de vida… Nuestras mamás renegaban tanto de ambas. ¿Cómo voy a hacer sola, para volverlas locas a las dos? Voy a extrañar mucho tu ayuda. ¿Qué puedo decirte? Hoy te extraño más que ayer.

Posdata 2: En el Día del Amigo, les mando un fuerte abrazo, Danilo, Gonzalo y Aníbal. Les prometo que no vamos a parar hasta hacer justicia. Voy a seguir por ustedes, hasta el final. Por los sueños que les arrebataron, por nuestros proyectos, por nuestras risas, por el dolor que nos causaron, por cada lágrima de nuestros papás y porque se llevaron una parte de mi corazón. Espero que estén bien y siempre que encuentre 4 estrellas brillando voy a saber que ustedes me están guiando.

Beso grande, Rocío.

VER MÁS: Murió tras esperar 5 horas para ser atendido, en un hospital de Rosario