2019-07-11T11:17:42-03:00

En el año 2050, el 70% de los habitantes tendrán condiciones climáticas extremas, según un estudio de la Universidad de Ciencia y Tecnología ETH Zurich, de Suiza.

El trabajo se realizó en 520 ciudades, entre ellas capitales como Londres -la cual tendrá la temperatura de Barcelona-, Washington DC -que será como Nashville- o Buenos Aires -que se parecerá mucho a la actual Sidney-.

Los investigadores analizaron las condiciones climáticas actuales de esas ciudades, como lluvias y variaciones en las estaciones, y proyectaron qué sucedería si la temperatura global aumentara otro 0,5ºC, y se acercase así al objetivo menor que se fijó en 2015 en el Acuerdo de París, 1,5ºC. El resultado reveló que “el 22% de las ciudades tendrán condiciones climáticas que actualmente no se dan en ninguna de las más importantes”.

“Es un cambio en las condiciones climáticas que probablemente aumente el peligro de inundación y sequía extrema”, dijo a Reuters Jean Francis Bastin, coautor del informe. “Son condiciones desconocidas”.

Algunas de las otras metrópolis son Milán que se sentirá como Dallas; Hamburgo, como San Marino; Estocolmo, como Budapest; México, como Gaborone; Caracas, como Beirut; Río de Janeiro como La Habana; San Francisco, como Lisboa; Nueva York, como Virginia Beach, entre otros.

“Queremos ayudar a que la gente visualice el impacto del cambio climático en sus propias ciudades y dentro de su tiempo de vida”, agregó Bastin. Sin embargo, al utilizar una medida conservadora, es posible que ofrezcan una visión moderada. Las emisiones de carbono reales son mucho más altas, y podrían impactar en un aumento de la temperatura no de hasta 1,5ºC, sino de hasta 3ºC o 4ºC.

A raíz del calentamiento global, no solo morirán los corales sino que los países más pobres se verán afectados en los servicios básicos como el agua y aumentarán las catástrofes naturales como ciclones o tifones.

Y Bastin cerró: “Sin duda necesitamos cambiar muy rápidamente el modo en el que habitamos el planeta”.