2019-04-15T17:41:21-03:00

Tras 15 meses, quedó inaugurada la obra de avenida Corrientes que buscaba modernizar el centro de la ciudad de Buenos Aires. Con un cantero central, nuevas luminarias y una tendencia a volverla cada vez más peatonal, la fachada de esta reversionada Corrientes quedó en el medio de la polémica por la implementación de los denominados “contenedores inteligentes”.

Estos contenedores de basura, instalados para la flamante obra, funcionan con tarjeta magnética que solo tendrán los frentistas de los edificios e impide a cartoneros y personas en situación de calle que puedan revisar la basura.

¿Cómo funcionan?

Los nuevos contenedores son similares a los que están en el resto de la ciudad con la diferencia que las tapas se cierran de forma hermética. El fin de este sistema “inteligente” es evitar que las personas en situación de calle duerman adentro. Pero también impide que puedan buscar materiales reciclables o restos de comida, una práctica que crece junto con el índice de pobreza.

El sistema tiene un sensor que únicamente se abre con unas tarjetas magnéticas que están en manos de los frentistas. Cuando un vecino quiere abrir la tapa del contenedor, debe apretar un botón y apoyar la tarjeta en un lector que hace que el habitáculo se destrabe.

Por el momento solo funcionan en esta calle del centro porteño, pero podrían ampliar el sistema al resto de la capital.

VER MÁS: Conmoción en Buenos Aires y Córdoba: encontraron dos bebés en contenedores de basura