2019-04-11T12:21:06-03:00

En los últimos meses, y ante la necesidad económica urgente de una gran masa de la población de una salida laboral rápida, las personas se volcaron hacia las aplicaciones de reparto (Glovo, Rappi y PedidosYa) para intentar paliar el hambre. Sin embargo, ayer el juez Andrés Gallardo ordenó al gobierno porteño que prohíba en la Ciudad de Buenos Aires la actividad de las firmas responsables de estas apps. ¿Cuál es el motivo y qué medidas de seguridad se tomarán?

Glovo, PedidosYa y Rappi: el motivo de la Justicia para frenarlos - Imagen

La medida estará vigente hasta que todas las empresas responsables puedan acreditar que todos los repartidores circulen con casco, que la caja en la que llevan los productos está anclada a la moto o bicicleta y no en la espalda del empleado, que tengan seguro de vida y accidentes, que cuenten con libreta sanitaria, y que los vehículos tengan una adecuada señalización nocturna.

Por otro lado, la medida estima que el gobierno de la Ciudad ejecute un plan de contingencia económica para todos los repartidores de las firmas involucradas hasta que se normalice la situación.

Para tomar esta decisión, el juez tuvo en cuenta un informe que se le encargó a la Policía de la Ciudad. El relevamiento realizado por las fuerzas de seguridad arrojó que de 417 repartidores, 281 no usaban casco y que 323 llevaban la caja en la espalda. También que 290 circulaban sin seguro. Y, por si fuese poco, en un lapso de un mes fueron atendidas 25 personas que realizaban tareas de delivery en hospitales públicos.