2019-04-09T14:13:07-03:00

Más de 10 militares dispararon más de 80 tiros contra una familia que viajaba en un auto, en la ciudad de Río de Janeiro, Brasil. Un hombre inocente, quien manejaba el vehículo, fue acribillado brutalmente. A partir de este hecho, diez miembros de las Fuerzas Armadas brasileñas fueron detenidos y suspendidos de sus cargos.

Según el testimonio de los militares, confundieron el vehículo con el de un grupo de delincuentes. El Comando local informó que 10 de los 12 militares que fueron parte del tiroteo están detenidos para ser interrogados.

El hecho tuvo lugar días atrás cuando una familia, integrada por un menor de edad y tres adultos, iban en un auto a un cumpleaños cuando fueron interceptados por agentes armados. Por causas que se investigan, los uniformados abrieron fuego contra el rodado y el único que falleció fue un hombre de 46 años, que manejaba el auto.

Mirá también

Por su parte, los familiares de la víctima dicen estar desconcertados por el violento actuar de las fuerzas armadas. “Mi hijo de 7 años estaba dentro del auto y lo vio todo. Él quiere ver a su padre, no supe que decirle, le dije que estaba en el hospital”, dijo Luciana Dos Santos, esposa del hombre fallecido. “Dios mío ¿Por qué actuaron así las tropas?”, agregó la mujer con lágrimas y la voz entrecortada.

“Asesinos, eso es lo que son. Porque el gobernador de Río de Janeiro, Wilson Witzel, le dijo a la gente: primero mata y luego ve. Eso es lo que hicieron. Primero mataron y luego fueron a ver que había un padre, que había una familia adentro (del auto), que había un niño adentro. Esto tiene que cambiar”, declaró Deborah Dos Santos, hermana del fallecido.

Un Brasil que quiere erradicar la violencia, con más violencia

A partir de este hecho, los militares fueron suspendidos de sus cargos. “En virtud de inconsistencias identificadas entre los hechos inicialmente reportados y otras informaciones que llegaron posteriormente al Comando Militar del Este, se determinó apartar de inmediato a los militares involucrados, que fueron enviados a la comisaría de policía judicial militar para la toma de testimonios individuales”, señalaron desde el órgano militar.

Los hechos ocurren en medio del debate sobre la portación de armas. El 15 de enero el presidente Jair Bolsonaro firmó un decreto que facilita la adquisición de armas de fuego, según él para garantizar un legítimo derecho de la defensa, en un país con un promedio de 175 homicidios al día.

VER MÁS: Uno de los asesinos del tiroteo en la escuela de Brasil era admirador de Jair Bolsonaro