2019-03-21T15:43:56-03:00

Emilia Clarke contó que tuvo dos aneurismas en el pasado y que ahora creó una fundación de caridad para ayudar en la rehabilitación post cirugía cerebral. “Acababa de terminar de filmar la primera temporada de Game of Thrones y tuve el primero de dos aneurismas”, confesó.

La actriz británica publicó en sus redes sociales, un video, en el que cuenta sus problemas de salud, tras tener un derrame cerebral, a los 24 años de edad. Decidió relatar su caso en un artículo de The New Yorker.

VER MÁS: El movimiento antivacunas, ¿puede poner en riesgo la salud mundial?

La historia de Emilia Clarke

La actriz contó que la presión de protagonizar, por primera vez en su vida, una serie de HBO, sin casi experiencia profesional actoral previa, hizo que su salud empeorara poco a poco. Literalmente, de la noche a la mañana, se convirtió en una de las intérpretes más expuestas del planeta.

A su vez, contó que sufrió de afasia, un trastorno postraumático que afecta la capacidad de comunicación de la persona, luego de su primera operación cerebral. “En mis peores momentos, quería desenchufarme. Le pedí a los médicos que me dejen morir”, admitió.

Cuando estaba recuperándose, los doctores le dijeron que tenía otro aneurisma, a punto de ocurrir, pequeño, del otro lado de su cerebro. Sin embargo, no había hecho daño hasta el momento, sólo había que controlarlo. Afortunadamente, así fue.

Por lo tanto, ahora decidió realizar una organización caritativa para ayudar a pacientes de este tipo de problema, con la rehabilitación y con el trauma que deja la intervención quirúrgica.

VER MÁS: Neuquén: las personas trans mayores de 40 años tendrán una pensión y obra social