2019-03-12T18:12:33-03:00

Rainer Schimpf fue capturado por un cetáceo de 15 metros y 25 toneladas. Después de varios segundos, la ballena lo escupió. Todo ocurrió mientras el hombre intentaba grabar a un cardumen de sardinas. Sin embargo, sintió una presión en la cadera y comprendió que había sido atrapado por un cetáceo.

“Es una experiencia que no volvería a vivir”, expresó Schimpf.

Las imágenes se volvieron virales y rápidamente todo el mundo conoció este extrañísimo caso del hombre que fue tragado por una ballena y vivió para contarlo.

VER MÁS: Japón mató 333 ballenas en la Antártida con la excusa de una “caza científica”