2019-02-20T18:04:42-03:00

Por Agustina García

El 21 de enero pasado la jugadora de fútbol, Macarena Sánchez, anunció a través de sus redes sociales que ya no vestirá más la casaca de UAI Urquiza. Las autoridades del club la despidieron sin previo aviso y ella, respaldada por tres abogadas feministas, decidió iniciar acciones legales contra el club y la Asociación de Fútbol Argentino (AFA). A un mes de su comunicado, aún no hay avances en el plano judicial. Desde el punto de vista social, la lucha por un fútbol femenino profesional toma fuerza.

Macarena Sánchez ama jugar al fútbol. Y como buena delantera, si hay algo que le gusta más que patear la pelota es meterla dentro de los tres palos del arco rival. Para afirmarlo solo basta con observar la foto de perfil de todas sus redes sociales: allí se la ve besando su camiseta del club UAI Urquiza en medio de un partido. No es para menos: durante seis años se desempeñó como delantera en ese equipo. Comenzó en 2012 luego de su paso por Logia Fútbol Club y hasta hace poco pensó que seguiría formándose como jugadora allí.

¿Cómo está la causa judicial que inició Macarena Sánchez hace un mes contra UAI Urquiza y AFA? - Imagen 1

El 5 de enero su proyecto se truncó. Las autoridades del club le comunicaron su desvinculación como futbolista en medio del Torneo de Primera División dejándola inhabilitada para ser incorporada en otro club por, al menos, seis meses.  Ante esta situación Macarena decidió asesorarse con un equipo de tres abogadas integrado por: Soledad Sánchez- su hermana-, Melisa García y Melina González. Todas ellas pertenecen a la Asociación de Abogadas Feministas (AboFem). Por su parte, García y González tienen su propio estudio jurídico bautizado como MYG Asociadas.

No tardaron en actuar: a través de una intimación extrajudicial le solicitaron al club regularizar la relación laboral con Macarena bajo el concepto de futbolista profesional. La AFA no quedó al margen de todo esto: también recibió un aviso para que se involucre en pos de solucionar la situación de Sánchez dado que como institución debe cumplir los compromisos asumidos con la FIFA en materia de igualdad de género.

A un mes de que se conozca públicamente su despido, ambas entidades deportivas mantienen el silencio y la inacción. “En este momento estamos en la etapa de conciliación obligatoria. La AFA respondió pero negó absolutamente todo. Por parte de la UAI Urquiza no hubo respuesta y rechazaron todos los telegramas que les enviamos”, explican las abogada Melina González y Melisa García.

“Podemos llegar a una solución y negociar”

¿En que se basa la conciliación obligatoria? Busca que las partes en cuestión lleguen a un acuerdo que resuelva el conflicto. “Vamos a continuar en esta etapa hasta ver qué surge de aquí. Podemos llegar a una solución y negociar. Si no sucede, seguiremos en la vía judicial como corresponde en cualquier proceso”, afirman las representantes de Macarena.

En Argentina, el torneo de primera división de fútbol femenino se juega desde 1991. Una práctica tan reciente como amateur si se la compara con su par masculino. Las jugadoras de fútbol no son consideras profesionales y, por ende, no son amparadas bajo ningún mecanismo legal. Macarena es la primera jugadora en visibilizar su caso y elevarlo a la Justicia. Pero no es la única en vivirlo. “Con nosotras no se contactó nadie más que haya vivido esta situación pero Maca tuvo un apoyo rotundo cuando planteó la necesidad de que el futbol femenino sea profesional”, explican Melisa García y Melina González. Con su valentía, dio un gran paso en la causa por la profesionalización del deporte femenino. Todos los partidos de Primera División que se jugaron en lo que va del año contaron con una bandera pintada con la consigna. En las redes sociales, la repercusión fue tan buena como inmediata. Sin embargo, lamentablemente, esto también le costó amenazas terribles que denunció a través de sus redes sociales. Sólo después de este episodio, el club UAI Urquiza lanzó un comunicado oficial en repudio a los hechos de violencia extrema que la jugadora debió enfrentar.

Macarena y sus abogadas están convencidas en seguir esta lucha porque, para ellas, recién comienza. “Nosotras queremos que el caso se concrete con la regularización pero que además esto se tenga en cuenta para futuros casos”, decretan las doctoras González y García. Que haya #FútbolFemeninoProfesional, esa será la victoria más importante para todas las jugadoras de Argentina.