2019-01-08T11:07:56-03:00

El gobierno nacional oficializó a través de la ley 27.447 que “se considera donante a toda persona capaz, mayor de 18 años, que no haya dejado constancia expresa de su oposición a la donación”. De esta forma, todos los mayores de edad se convierten de forma automática en donantes de órganos si no expresan lo contrario.

Se reglamentó la Ley Justina y ahora somos todos donantes - Imagen

La Ley regula las actividades relacionada a la obtención y utilización de órganos, tejidos y células en todo el país y fue aprobada en 2018. El decreto 16/2019 fue publicado en el Boletín Oficial firmado por Mauricio Macro, Marcos Peña y la ministra de Desarrollo Social Carolina Stanley.

La norma establece como donante a cualquier persona mayor de 18 años que no haya dejado una constancia de su oposición a donar órganos. En el caso de los menores de edad, “la autorización para la obtención de los órganos y tejidos debe ser efectuada por ambos progenitores o por aquel que se encuentre presente, o el representante legal del menor”, dice el decreto.

El impacto del caso Justina

Justina Lo Cane tenía 12 años cuando murió en noviembre de 2017 internada en la Fundación Favaloro esperando un corazón. Pero su donante nunca llegó.

“Justina tenía alrededor de año y medio cuando supimos que su corazón era diferente, estaba lastimado”, escribió su papá Ezequiel Lo Cane en su cuenta de Facebook con una foto de su hija.

En la misma publicación de Facebook, el padre de Justina contó que cuando les comunicaron que la pequeña necesitaba otro corazón, Justina le preguntó a su papá: “¿Y si el corazón no llega? ¿qué va a pasar?”. A eso, su papá le respondió: “No vas a poder seguir en este mundo”.

Pero después de ver lo que generó la movida de la familia Lo Cane para visibilizar la importancia de la donación de órganos, Ezequiel pensó: “¡Que equivocado estaba!”.

VER MÁS: Después de la Ley Justina, hubo récord de donantes de órganos en 2018