2018-11-08T15:55:58-03:00

El presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, escribió un nuevo capítulo en la historia de conflicto que tiene contra un sector del periodismo que le pide explicaciones acerca de sus actos y decisiones. En conferencia, cuando se dispuso a escuchar las preguntas de los acreditados, arremetió contra el cronista de la CNN, Jim Acosta, al que echaron de la Casa Blanca.

La consulta tuvo desde el inicio la mala predisposición del primer mandatario. La pregunta fue acerca de la caravana de personas inmigrantes que se dirige al territorio estadounidense a la que Trump define como invasora. Como respuesta, el magnate, de forma violenta, le pidió que le deje dirigir el país, no quiso seguir contestando y le exigió que se sentara. Además, le dijo que debería avergonzarse por ser una mala persona y un mal educado por la forma en la que trata a su colega Sarah Huckabe.

Desde el gobierno estadounidense decidieron revocarle la autorización por ‘irrespetuoso’. De hecho, el mismo periodista subió a Twitter un video del momento en el que el servicio secreto le pide la credencial.

VER MÁS:  ¿Cómo identificar y combatir la ‘desinformación’?