2018-11-05T13:08:17-03:00

Victoria Eugenia Henao conoció a Pablo Escobar Gaviria en el año 1973. En dicho momento, él tenía solo 24 años y recién comenzaba a incursionar en los negocios ilegales. Ella tenía 13.

Victoria era la hermana de uno de los mejores amigos de Escobar, Carlos Mario. El 29 de marzo de 1976 se casó con Pablo y once meses después nació su primer hijo, Juan Pablo. Manuela llegaría en el año 1984.

MIRÁ TAMBIÉN: Los tesoros escondidos en la mansión de Pablo Escobar

Antes de que se  casara con Escobar, la vida de Victoria había cambiado completamente por un terrible episodio. En el libro Mi vida y mi cárcel con Pablo Escobar que publicará en algunos días, la mujer reveló su secreto más doloroso.

Hoy Victoria tiene 57 años y se armó de valor para contarlo. Su historia, dice, “empeorará la percepción” que el mundo tiene de Escobar. La realidad que cuenta, tiene que ver con una violación y un aborto a los que fue sometida por su esposo.

Henao contó que tiempo atrás Escobar la “abrazó” y la “besó” y que ella, aún adolescente, quedó “paralizada” por el miedo. “No estaba preparada, no sentía malicia sexual, no tenía las herramientas adecuadas para entender lo que significaba ese contacto íntimo e intenso”, contó en diálogo con Daily Mail.

La violación y el aborto que la esposa de Pablo Escobar escondió - Imagen
 Victoria contó que tres semanas después de ello comenzó a sentirse mal, pero su inexperiencia nunca le hizo creer que podía llegar a estar embarazada. Escobar apareció para preguntarle cómo se sentía y le pidió que lo acompañe a la casa de una mujer, en una zona remota de Medellín.

“Casi inmediatamente, una señora mayor, que apenas me saludó, me dijo que me acostara en una camilla e inmediatamente insertó varios tubos de plástico en mi vientre, los que se usan para canalizar las venas, y simplemente dijo que servirían como prevención”, contó.

“¿Prevención de qué?”, dijo Victoria. “Podrías estar embarazada”, le había respondido la mujer. “Luego me dijo que tuviera mucho cuidado y me ordenó que sacara los tubos una vez que comenzara a sangrar”, recordó Henao. Aunque no entendía lo que estaba pasando, obedeció en silencio.

Según su relato, tras ello Escobar la dejó en su casa y le aconsejó que siguiera las instrucciones de lo que dijo la mujer. “Los días siguientes dormí con esos tubos extraños dentro de mí y me vi obligada a ir a la escuela de esa manera para que mi madre no sospechara nada”, contó Victoria y agregó: “Tenía un dolor intenso, pero no podía decirle nada a nadie. Solo le rogaría a Dios que terminara pronto”.

La violación y el aborto que la esposa de Pablo Escobar escondió - Imagen 1

Aquello la marcó el resto de su vida. Durante años el aborto fue un tabú para ella y después de mucho tiempo de terapia comprendió que había sido víctima de violación. “Busco enfrentar mi pasado y asumir la responsabilidad. No me siento cómoda presentándome a mí misma como una víctima de mi esposo, debido al gran respeto que le debo a sus otras víctimas”, expresó Victoria en la entrevista.

En el mismo diálogo la mujer también reconoció que ya había perdonado a Escobar, porque de su relación con él salió lo más puro que tiene. “Tenemos dos hijos que nacieron de esa unión, con los que honramos sus vidas. Estoy agradecido por ellos, porque me dan la fuerza para seguir viviendo”, sintetizó Victoria.

VER MÁS: Las tenebrosas fiestas de Pablo Escobar: rifas de mujeres, drogas, artistas y políticos