2018-10-30T20:18:47-03:00

Por: Virginia Varela

 

 

Marcelo Silva de Sousa es un periodista argentino que llegó en febrero, de este año, a trabajar en Río de Janeiro y nadie podía imaginar lo que podía llegar a pasar en los meses que estaban por venir: “El país está completamente polarizado y crispado”, afirma.

Trabajando como freelance en la agencia de noticias Associated Press, y en otros medios, pudo ver cómo ascendió Jair Bolsonaro, el candidato que ganó el ballotage del domingo pasado y que, el 1 de enero del 2019, asumirá como el nuevo mandatario brasileño.

Cuando se le pregunta por la gran diferencia que hubo en los medios de comunicación, desde que apareció en la escena política de este año este personaje que nadie pensaría que pudiera sumar apoyo electoral, sostiene que no hubo tal cambio. Siempre los grandes diarios nacionales mostraron su repudio y rechazo por su figura y todo lo que con él se transmitía: homofobia, racismo, discriminación y pro mano dura. Sin embargo, logró escalar a la presidencia del país.

“Yo creo que han puesto más la lupa y han hecho más noticias y han escarbado más en el pasado, a medida que realmente les fue cayendo la ficha y se fueron dando cuenta que Bolsonaro podía llegar a la presidencia de Brasil. Hoy ninguno de los medios más grandes de prensa gráfica está con él”, explica Marcelo.

A pesar de esto, Jair Bolsonaro terminó consiguiendo el 55,1% de los votos, el fin de semana pasado, y se erigió como el próximo presidente de Brasil. A dos días de su victoria electoral, ya amenazó que uno de los diarios, Folha de Sao Paulo, “se acabó” y amenazó con retirarle pauta oficial cuando él esté en el poder.

VER MÁS:  El ministro de economía de Bolsonaro expresó que Argentina no es prioridad y el Mercosur tampoco

Video relacionado: ¿por qué Brasil tendrá como presidente a Jair Bolsonaro?

“Creo que es un error explicar el fenómeno Bolsonaro gracias o por los medios”, aclara Marcelo. “Yo creo que los medios dan cuenta de un fenómeno que es ajeno y que es, efectivamente, muy poderoso. Si pensamos que los grandes medios de comunicación de aquí y del exterior, han tomado una postura dura contra él, sin concesiones, y eso no ha hecho que cayera el grado de apoyo que tiene. Es un fenómeno importante e interesante y que tiene otros factores para explicarlo”.

Si bien, sostiene Silva de Sousa, el candidato del Partido Social Liberal de Brasil pagó por sus dichos “desafortunados” y actitudes repudiables, que tuvo él y también su entorno, se mantuvo firme en el deseo del pueblo a ser él quien lo gobierne hasta 2023.

El prontuario de Jair

“El temor ante un historial de dichos desafortunados y otras propuestas que él mismo está impulsando, como la de llenar los ministerios de militares, genera preocupación, no sólo en ámbitos de la izquierda, sino en ámbitos progresistas, a favor de los Derechos Humanos y más”.

El sucesor de Michel Temer había dicho que había que cerrar el Congreso y que los únicos cambios en Brasil se iban a producir fusilando personas y que por el voto no se iba a cambiar absolutamente nada.

Dejando de lado su ya clásica frase a una legisladora (“Yo te dije que nunca te iba a violar porque no te lo mereces”), reconoció estar a favor de la brecha salarial entre hombres y mujeres, demostrando su lado machista. “Fui con mis tres hijos, el otro fue también, fueron cuatro. Yo también tengo un quinto, con el quinto fallé. Fueron cuatro hombres, con la quinta fallé y salió mujer“, dijo sobre sus propios hijos, apenas el año pasado.

Jair Bolsonaro, nuevo presidente electo de Brasil: cuál es el clima que se vive, contado por un periodista argentino - Imagen

Esto, y mucho más, es lo que gran parte de los brasileños piensan, hoy en día, sobre la situación actual de su país y lo demostraron en las urnas. Quienes orgullosamente declaran su apoyo a Bolsonaro, mayoritariamente utilizan el término hartazgo y cansancio de “años de inseguridad y corrupción”.

Un dato clave sobre su ascenso tendrá que ver, quizás, con el apoyo de varios sectores, específicamente el grupo religioso evangélico, quienes, según datos de Datafolha, el 61% de sus creyentes declaró que votaría por el candidato del PSL. “Bolsonaro sí ha conseguido tener apoyo de un canal importante de televisión, que es Récord TV, que está manejado por grupos evangélicos, un lugar donde Bolsonaro sí tiene bastante apoyo”, explica Marcelo.

El diputado federal, desde 1991, logró encauzar a toda esa población que busca una mano dura y reformas extremas en el Brasil de hoy, sea cuales sean las formas.

Cuando se le pregunta a Marcelo cómo es el clima reinante en nuestro país limítrofe, queda bien en claro que la sociedad quedó más que polarizada. “Hay un límite muy marcado, incluso entre círculo de amigos y familias, entre quienes apoyan a Bolsonaro y entre quienes lo ven como un peligro para la democracia y prefieren que Haddad sea el próximo presidente”.

Lo interesante será ver ahora cómo conviven estas dos partes que conforman Brasil, estando en el poder Bolsonaro.

“Quizás, lo que mejor resuma el clima que se está viviendo es una anécdota que me acaba de pasar cuando me bajé del colectivo”.

Un señor, un seguidor de Bolsonaro, tenía aspecto de oficinista, vio a una mujer que tenía un adhesivo de Haddad en la ropa y, al bajarse del colectivo, le gritó: “¡El domingo es Haddad, carajo!”. La mujer, ante la provocación, se enojó mucho, lo empezó a insultar, le dijo que era un fascista, un cobarde, durante una cuadra. El tipo, abajo, se reía, provocativamente. 

Jair Bolsonaro, nuevo presidente electo de Brasil: cuál es el clima que se vive, contado por un periodista argentino - Imagen 1

VER MÁS:  Brasil: el discurso tóxico que no debería convertirse en política oficial